Insights Solutions SAS
Objetivos SMART
Strategy

Objetivos SMART

Objetivos SMART

Una de las claves para lograr ser productivos -en el trabajo, en casa, o en cualquier ámbito donde sea necesario- es saber plantearse objetivos de manera adecuada.

Todos queremos vender más. Crecer. Hacer mejores productos, desarrollar nuestro negocio, tener mejores relaciones con nuestros clientes y proveedores. Todas esas son metas a las que siempre se puede aspirar, pero que solo se pueden alcanzar si nos sentamos a pensar de manera inteligente cómo lograrlo.

Es decir, no es lo mismo vender más; “querer crecer”, que proponerse aumentar un 25% las ventas de la empresa en el plazo de un año a través de una serie de campañas de inbound marketing. Lo primero es un deseo, y lo segundo un objetivo definido a partir de datos concretos, que es realizable, mensurable y susceptible de ser corregido en tiempo y forma. O sea, un objetivo SMART.

¿Que son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART o inteligentes son los puntos donde una empresa quiere llegar, de forma estratégica; es decir, son objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo. Estos criterios te ayudan a distinguir los objetivos eficaces de los que no lo son.

  • Specific (específico): ¿qué quieres conseguir en tu área focal?
  • Measurable (medible): ¿qué KPI o indicadores se pueden utilizar para medir su eficiencia?
  • Attainable (alcanzable): ¿es razonable respecto de la situación interna y externa de la empresa?
  • Relevant (relevante): ¿por qué le interesa a tu empresa o a tus clientes?
  • Timely (a tiempo): ¿cuándo se tiene que conseguir esta meta?

Especifico

Si no defines exactamente qué intentas mejorar, no podrás describir los pasos que debes seguir para lograrlo. Para que un objetivo sea específico, deberías poder compartirlo con tu CEO en pocos segundos y explicar claramente qué intentas mejorar.

Medible

Es fundamental que tu objetivo sea numérico y fácil de medir. Muchos equipos dicen, por ejemplo, que quieren aumentar su base de seguidores en las redes sociales, pero no especifican cuál sería ese crecimiento. Si le pones un número a tu objetivo, podrás monitorizar exactamente cuánto avanzaste desde que estableciste el objetivo y cuánto te falta para alcanzarlo.

Alcanzable

No está mal que tus objetivos sean ambiciosos (en HubSpot, buscamos superarnos todo el tiempo), pero es importante que sean realistas. Si normalmente tu empresa suma 10 seguidores de redes sociales por mes, intentar atraer 1.000 el mes que viene sería casi inalcanzable. Los miembros de tu equipo podrían sentirse abrumados y desmotivados con una meta tan ambiciosa. Para garantizar el éxito de tu equipo y estrategia, crea objetivos que sean realistas.

Relevante

Pregúntate por qué elegiste ese objetivo. ¿Cómo contribuirá a los resultados de la empresa? El objetivo de marketing que fijes debería poder vincularse directamente con su impacto comercial en la organización. Si ese impacto no es el que esperas, cambia o ajusta tu objetivo inicial.

Limitado en el Tiempo

El último aspecto del marco SMART es uno de los más importantes: establecer un plazo para lograr tu objetivo. Si no lo haces, no sabrás si los pequeños ajustes que haces te están ayudando a avanzar hacia el objetivo final. Fijar plazos también es fundamental para la alineación interna. Por ejemplo, si generas cada vez más leads, debes garantizar que tu equipo de ventas pueda ponerse en contacto con todos ellos.

En el siguiente artículo podrá ver 6 ejemplos de obetivos SMART

Write A Comment