Insights Solutions SAS

El frmaco que curar el cncer, plsticos biodegradables, prstamos ms baratos… Las promesas de los ordenadores cunticos, cada vez ms cerca

Tag: cada

El frmaco que curar el cncer, plsticos biodegradables, prstamos ms baratos… Las promesas de los ordenadores cunticos, cada vez ms cerca

Tag: cada

14982301477107.jpg
Innovación

El frmaco que curar el cncer, plsticos biodegradables, prstamos ms baratos… Las promesas de los ordenadores cunticos, cada vez ms cerca


  • Mind uploading Seremos inmortales en 2045? Esto es lo que la ciencia debe lograr para que podamos descargar nuestro cerebro en un ms all virtual
  • Banco Santander Una apuesta de cientos de millones de euros por el reskilling y el upskilling tras la pandemia

Sabes lo que son 100 microsegundos? Son la fraccin, de la fraccin del tiempo que dura un parpadeo. Son casi nada, y sin embargo, en computacin cuntica lo son casi todo. Es el tiempo que dura hoy da la magia de los cbits, la versin cuntica de los bits que sustenta la promesa de esta nueva estirpe de ordenadores. A Google le bastaron unos microsegundos de esa magia para demostrar la llamada supremaca de los ordenadores cunticos con su prototipo Sycamore: hacer en poco ms de tres minutos un clculo que a un ordenador convencional le habra costado 10.000 aos.

Esa magia efmera es la semilla de la revolucin que vendr de la mano de esta nueva tecnologa, segn los expertos: permitir a los bancos calcular mejor los riesgos de determinadas operaciones y reducir los tipos de inters; dar lugar a frmacos hasta ahora inimaginables para curar de forma sencilla graves enfermedades; har posibles bateras ms ligeras y con mayor autonoma, as como nuevos plsticos biodegradables…

CMO FUNCIONAN LOS ORDENADORES CUNTICOS

Pero en qu consiste exactamente el milagro cuntico de los cbits que cada vez est ms cerca de cambiar nuestro mundo? El cbit es el estado de excitacin que se produce en un material superconductor al bajar mucho su temperatura, expone Manuel Pino, investigador ComFuturo del Instituto de Fsica Fundamental del CSIC. Lo explica midiendo cada palabra para sortear las minas terminolgicas que haran la definicin ms precisa, pero tambin ms incomprensible. Y cuando acaba, hace un segundo intento: Es un loop superconductor en el que la corriente puede ir hacia la derecha o hacia la izquierda y el estado cuntico se produce cuando va en ambas direcciones a la vez.

Y en esa posibilidad de que la moneda caiga en cara y en cruz simultneamente es donde radica la poderosa capacidad de clculo de los ordenadores cunticos: la informacin codificada en un cbit permite la superposicin de ceros y unos donde en los bits clsicos solo cabe una de las dos opciones.

Sin embargo, ese estado de gracia del cbit solo se puede mantener unos microsegundos hoy da, lo que limita mucho el desarrollo y la comercializacin de estos computadores. Es muy difcil hacer un ordenador cuntico, porque los cbits son objetos fsicos y cualquier interaccin con el entorno hace que dejen de comportarse como tales, argumenta Sergio Boixo, el espaol que trabaja como jefe cientfico de Teora de Computacin Cuntica de Google y que lider la creacin de Sycamore.

Qu puedo hacer para que no desaparezca el estado cuntico tan rpido?, se pregunta Manuel Pino. Si aislas el cbit, dura mucho, pero entonces no va a hablar con el cbit que est al lado, responde. Y claro, estos ordenadores no alcanzarn su verdadera dimensin hasta que no se puedan conectar miles y miles de cbits en ellos.

Esos son los grandes desafos pendientes para una ciencia que va a transformar profundamente nuestro mundo aunque todava slo podamos atisbar en qu sentido. No sabemos si en 10 aos o en 30, pero va a ser una nueva revolucin industrial y creo que es importante estar ah, asegura Boixo.

CIENTOS DE MILES DE MILLONES

Segn un informe de la consultora Mckinsey, el impacto econmico de la computacin cuntica ser de entre 300.000 y 700.000 millones de dlares anuales (entre 272.000 y 636.000 millones de euros) sumando las cuatro industrias ms beneficiadas: la farmacutica (entre 13 y 68 mil millones de euros), la qumica (entre 18.000 y 36.000 ), la de la automocin (9.000-23.000 ) y la de las finanzas. Este ltimo es el campo donde el impacto tendra ms volumen (se trata de una industria de 6,9 millones), pero an es pronto para estimarlo, ya que est ms lejos de una aplicacin real de la computacin cuntica.

Concentrndote en problemas de qumica, finanzas, logstica… se pueden resolver ya problemas demasiado complejos para un superordenador convencional, plantea Enrique Solano, CEO de la compaa Kipu Quantum y profesor honorario de Ikerbasque.

Detalle de Sycamore, el ordenador cu
Detalle de Sycamore, el ordenador cuntico de Google.

Si cambias de paradigma y aceptas que no sea un ordenador cuntico universal, sino que ataque un problema concreto, con algunos cientos o pocos miles de cbits bastara, argumenta este experto. Esos ordenadores no es que estn por llegar, sino que se estn fabricando ahora, aade.

QUANTUM SPAIN

Lo cierto es que la expectacin crece, y crece tambin el inters pblico y privado. Un ejemplo: segn el mismo informe de Mckinsey, la inversin privada en computacin cuntica se duplic en 2021 respecto a 2020 para alcanzar los 1.700 millones de dlares (1.544 millones de euros). Otro: el pasado mes de octubre, el Gobierno anunci la creacin de una partida de 22 millones de euros para impulsar Quantum Spain, un ecosistema de computacin cuntica espaol integrado por 25 nodos de 14 comunidades autnomas, aunque coordinados desde el Centro Nacional de Supercomputacin, con sede en Barcelona.

Es verdad que, incluso los 60 millones que se espera alcanzar sumando los fondos captados en iniciativas europeas, son una cifra muy alejada de la inversin pblica que vienen realizando los pases lderes en este captulo (15.000 millones de dlares China; 1.300 EEUU, 1.200 Reino Unido…) y que entre Francia y Alemania acaparan el 70% de los fondos para investigar en computacin cuntica dentro de la UE.

Sin embargo, todos los expertos consultados consideran que la apuesta es positiva y que podra ayudarnos a colocarnos entre los referentes mundiales en una disciplina en la que nuestro pas ha aportado a grandes referentes internacionales como Juan Ignacio Cirac, Jos Ignacio Latorre o los citados Sergio Boixo y Enrique Solano.

Ojal Espaa llevara invirtiendo en esto y otras cosas muchos aos, pero estamos a tiempo, defiende Alba Cervera, coordinadora de Quantum Spain. Esa inversin, junto con los cientficos que tenemos, que no tienen nada que envidiar a otros, nos pone en situacin de competir por fondos en Europa y tener un papel muy relevante, aade. La responsabilidad que asume Cervera con tan solo 30 aos dice mucho sobre la juventud de la computacin cuntica y la excelente cantera con la que cuenta nuestro pas en la disciplina.

Quantum Spain es casi un milagro que no se vea venir por ningn lado, matiza Enrique Solano. Su voz transmite orgullo al reconocer que hay una cantidad de talento enorme en nuestro pas y una manera de ver la computacin cuntica muy espaola, pero tambin amargura al analizar el origen de esa fortaleza: No se ha promocionado ni viene de planes gubernamentales o decisiones estratgicas.

Simplemente, cuando el Gobierno de Espaa se decidi a invertir en computacin cuntica, el talento ya estaba all. Al menos en la parte ms terica y vinculada al desarrollo de algoritmos, software… que solo requiere de un boli, un papel y un ordenador de sobremesa… Es evidente que en Espaa somos buenos en esa parte porque requiere menos inversin. Para hacer hardware necesitas ms laboratorios y recursos, admite Boixo.

Con esos mimbres, cul podra ser el papel de Espaa en la computacin cuntica a nivel internacional? Ningn pas o ningn grupo va a hacer un ordenador cuntico completo, porque hacen falta avances en muchas tecnologas distintas y nadie las va a dominar todas, argumenta el propio Boixo. Tendra sentido que Espaa se orientara hacia cierta especializacin en una parte de la cadena de suministros, concluye.

SOBERANA TECNOLGICA

Precisamente, ese pensar qu lugar va a ocupar cada pas en la industria de la tecnologa cuntica y qu implicaciones va a tener el mapa resultante en la geopoltica mundial es uno de los factores cruciales de cara a esta revolucin.

Va a ser una tecnologa propietaria. Cuando existan ordenadores universales, habr pases que los tengan y pases que no, como la bomba atmica, advierte Pol Forn-Daz, investigador del Instituto de Fsica de Altas Energas y cofundador de Qilimanjaro, la primera empresa espaola que se ha propuesto desarrollar y comercializar ordenadores cunticos. Si un pas como EEUU lo desarrolla, olvdate de que te lo venda a ti, aade.

Especialmente preocupado por las consecuencias de renunciar a la soberana tecnolgica en este terreno se muestra Enrique Solano: Por ms cercano que sea, EEUU podra darnos la espalda y espiarnos sin problemas. Ni siquiera sera aconsejable depender de Francia y Alemania, alerta.

Porque otra de las consecuencias clave del avance cuntico ser la obsolescencia de toda la criptografa tal y como la conocemos, ya que permitir desenmaraar cualquier encriptacin con la facilidad pasmosa con la que Neo paraba balas en Matrix.

La optimizacin de decisiones logsticas, el entrenamiento de la IA del coche autnomo va machine learning y la simulacin a nivel micro de sustancias que existen en la naturaleza para la creacin de nuevos frmacos son los otros territorios en los que estos ordenadores baten con facilidad a los clsicos.

En todo caso, los avances de Espaa en la disciplina van de la mano de la UE, que en 2018 lanz su programa Quantum Flagship con la intencin de financiar la investigacin en las aplicaciones industriales de la fsica cuntica por valor de mil millones de euros en la siguiente dcada.

Est bien que cada pas mire por lo suyo, pero me parece interesante que todo sea made in Europe y que Europa entienda que no puede dejar pasar el tren como ocurri cuando decidi no fabricar chips, subraya Cervera.

Pero ms all del impacto de la computacin cuntica, la gran duda es cundo llegarn a los hogares estos nuevos ordenadores, si es que llegan. Un ordenador cuntico es como un superordenador y yo no conozco a nadie que tenga uno en casa porque no es necesario, aclara Daz Forn. Para mandar e-mails sobra con uno convencional, ilustra Cervera.

El modelo del supercomputador es el que se prev para los cunticos en el corto plazo y el que se va a aplicar al proyecto Quantum Spain: grandes computadoras en la nube a las que pueden conectarse empresas e investigadores para operaciones avanzadas. Tambin se comercializan pequeos ordenadores de unos pocos cbits para uso educativo, de exhibicin o incluso artstico, pero sern la excepcin.

O eso, al menos, vaticinan los expertos, porque en tecnologa el futuro se escribe siempre sobre la marcha. Las mejores aplicaciones an se desconocen, como pas con otras tecnologas, advierte Forn-Diaz.

La importancia de alentar el talento joven

J.B.

Cuando se habla de computacin cuntica, pocos saben que en realidad hay dos maneras diferentes de construirla. Los digitales utilizan secuencias de puertas lgicas, procesos digitales que son pasos finitos de operar en tu chip, mientras que en analgica, tambin conocida como adiabtica o annealing, vas cambiando gradualmente tu sistema de un estado inicial a un estado final, asegura Pol Forn-Diaz.

Su startup Qilimanjaro trabaja ya para construir y comercializar ese segundo tipo de ordenadores, similares a los de la empresa canadiense D-Wave. Aunque los nuestros tendrn mayor coherencia cuntica, matiza.

D-Wave acapara el 90% del mercado mundial de ordenadores cunticos. Ha llegado a vender annealers con hasta 5.000 cbits, aunque son , un tipo de ordenadores cunticos analgicos (frente a los prototipos digitales de Google o IBM) capaz resolver por aproximacin ciertos problemas de optimizacin como las rutas ms eficientes en una empresa de logstica, por ejemplo.

Los ordenadores de D-Wave cuestan hasta 15 millones de dlares, una cifra que pagan empresas como Lockheed Martin, Google o la Nasa. Sin embargo, D-Wave tiene sus crticos: Aunque tengan mucha publicidad y muchos cbits, stos pierden rpido su estado cuntico, dice Daz-Forn.

EL PROGRAMA COMFUTURO

Este tipo de computadores cunticos analgicos, conocidos igualmente como adiabticos o annealers, son tambin el campo de trabajo de Manuel Pino, investigador ComFuturo del Instituto de Fsica Fundamental del CSIC. Mi proyecto OraCu pretende justamente avanzar en el entendimiento terico de dichas mquinas y utilizar el conocimiento derivado de este para proponer mejoras para la tecnologa actual, explica este experto, que cita un ejemplo de los campos en los que investiga actualmente: Hemos estado trabajando en cmo conectar un cbit con otro de forma que tenga suficiente libertad para implementar las puertas o los modelos que t quieras, expone.

Manuel Pino es uno de los 50.000 jvenes investigadores que se benefician de ComFuturo, el programa de atraccin de talento impulsado por el CSIC y que cuenta con apoyo econmico de entidades privadas como Banco Santander. Que empresas como el Banco Santander apoyen al programa Comfuturo contribuye, sin duda, a la mejora cientfica de nuestro pas, pues consigue que tambin se responsabilicen de producir una ciencia de calidad, reconoce agradecido Manuel Pino.Para este joven investigador es importante que la poca dorada que est viviendo la computacin cuntica aliente la iniciativa y las ideas del talento joven.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

16434678762345.jpg
Innovación

Por qu la cuarta revolucin industrial ha puesto de moda la filosofa: cinco aos de aumento de matriculaciones tras 30 de cada


  • Ciberseguridad Cmo proteger tu dinero y tus datos en el ‘Black Friday’ de la ciberdelincuencia
  • Formacin Computacin en la nube: la educacin en la era Amazon

El flechazo entre Silicon Valley y la filosofa no es nuevo. Hace algo ms de un lustro que los gurs de la innovacin lo descubrieron: en un mundo de mquinas, se vuelven ms valiosas que nunca cualidades esencialmente humanas como la emocin, la tica, la esttica, la creatividad, la empata…

Google, IBM, Microsoft y otras tecnolgicas tomaron nota y comenzaron a incorporar filsofos para ayudar a sus ingenieros y programadores a pensar fuera de la caja, uno de los mantras ms venerados en el mundo de la innovacin. El pensamiento divergente, el don para imaginar nuevos escenarios, el dominio del silogismo y la habilidad para poner el foco en las personas… eran oro puro.

Lo que estaba por ver es si el redescubrimiento de los filsofos se quedara en una rareza con epicentro en Palo Alto o la onda expansiva acabara llegando a un pas tan poco dado a la disrupcin tecnolgica como el nuestro. Y lo cierto es que ha llegado. Esa es la noticia.

Ya antes de la pandemia se haba empezado a notar cierto incremento en las matriculaciones de alumnos en el grado de Filosofa, pero en el curso 2020-2021 subi una barbaridad

Jess Zamora Bonilla, decano de Filosofa de la UNED y presidente de la Conferencia de Decanatos de Filosofa

Ya antes de la pandemia se haba empezado a notar cierto incremento en las matriculaciones de alumnos en el grado de Filosofa, pero en el curso 2020-2021 subi una barbaridad y en la UNED el crecimiento lleg al 30%, explica Jess Zamora Bonilla, decano de la Facultad de Filosofa de la UNED, la ms populosa de Espaa.

Tambin presidente de la Conferencia Nacional de Decanatos de Filosofa, Zamora Bonilla estima que las matriculaciones en esta titulacin debieron de crecer un 20% ese curso en todo el sistema universitario espaol. Las cifras oficiales hablan exactamente de un 16% ese curso, pero confirman que la tendencia comenz unos aos antes de que estallara la pandemia.

30 aos de cada

Segn la serie estadstica del Ministerio de Educacin, el curso 2016-2017 fue el primero en el que creci el nmero de matriculados en Filosofa tras 30 aos de cada prcticamente ininterrumpida. Y volvi a crecer el siguiente curso, y el siguiente, y el siguiente… hasta completar un aumento del 33% en el nmero de matriculaciones entre el curso 2016-2017 y 2020-2021.

Los 9.629 alumnos contabilizados ese ltimo ao son muy representativos del creciente atractivo que tiene la formacin humanstica para la empresa. Por supuesto, estamos muy lejos del mximo de 42.500 que se registr en el curso 1986-1987, al calor del estado de las autonomas y la proliferacin de escuelas, institutos y universidades que propici el traspaso de competencias. Se necesitaban profesores de filosofa, como se necesitaban de matemticas, de historia o de ciencias, as que haba que formarlos en cantidades industriales.

Pero aquel ao se alcanz el punto de no retorno. Ser filsofo ya no estaba de moda en Espaa. Citar con autoridad la Crtica de la razn pura o saber reflexionar sobre la relacin ontolgica entre la realidad y el lenguaje no parecan ser habilidades apreciadas por el mercado laboral, as que los candidatos que hacan cola frente a las facultades de Filosofa se dispersaron pacficamente en busca de alternativas menos vocacionales pero ms alimenticias.

El enfermo se fue desangrando durante aos, hasta que la Ley Wert firm su acta de defuncin en 2013: como la ardilla de Estrabn, los jvenes espaoles podran atravesar la secundaria y el bachillerato sin apenas pisar la filosofa.

ESPAA, CON RETRASO

Y de repente, comenzaron a sonar los tambores de la cuarta revolucin industrial y el desahuciado recuper el pulso. Allegro ma non troppo al principio al principio, allegrissimo desde que entraron en escena la pandemia y la digitalizacin galopante que lleg con ella.

Vamos ms rezagados, explica Juan Pastor Bustamante, profesor de Creatividad en la Escuela de Organizacin Industrial. En los pases ms innovadores se da cada vez ms importancia a la innovacin vinculada con la filosofa, mientras que en Espaa se relaciona ms a tecnologa e I+D, aade este experto, tambin director adjunto de Innova&Accin.

Precisamente, uno de los caballos de batalla de dicha Fundacin es promover la economa creativa fruto de una mayor hibridacin entre ciencias y letras, tecnologa y humanismo, arte e ingeniera. En Espaa se ha insistido mucho en que hay que separar ciencias y letras.Te hacen elegir y te trasladan el mensaje de que si sacas buenas notas y optas por una carrera de letras ests malgastando tu talento, asegura.

Arte y ciencia

El propio Pastor Bustamante es un buen ejemplo de que esas trincheras son ficticias. Licenciado en Filosofa y Ciencias de la Educacin, ahora se dedica, desde la fundacin, a promover la innovacin y a asesorar en esa materia a empresas e instituciones. Y uno de sus consejos ms recurrentes es el de incorporar filsofos, como tambin pedagogos, artistas, psiclogos…

Los filsofos tienen una mirada distinta y no temen ir a la frontera, hibridar, experimentar…

Juan Pastor Bustamante, director
adjunto de Innova&accin

Los filsofos y los humanistas se cuestionan la realidad y el porqu de las cosas, adems de que tienen una mirada distinta y no temen ir a la frontera, hibridar, experimentar…, defiende. Y es justo la hibridacin lo que ser necesario para que la Filosofa salga del hospital despus de salir de la UCI. La tecnologa tiene una dimensin social y humanstica, y claro que harn falta filsofos como asesores de biotica, o conocimientos de antropologa para la construccin del metaverso, pero lo cierto es que a los filsofos no se les forma para esas especialidades, asegura Virginio Gallardo, director de la consultora de recursos humanos Humannova y experto en innovacin y transformacin organizativa.

El riesgo del paro

La empresa demandar ms perfiles de este tipo y la Universidad volver a formar a miles y miles de filsofos, pero tardar dcadas en adaptar la formacin para tender puentes hacia la ciencia y la tecnologa, vaticina Gallardo, convencido de que esa secuencia de hechos tendr dos efectos adversos para los licenciados en Filosofa: La demanda de empleo superar con mucho a la oferta y los perfiles no se ajustarn a lo que necesitan las empresas, as que lo nico que conseguiremos ser aumentar las cifras de paro o condenarlos a puestos de baja cualificacin, advierte.

La demanda de empleo superar con mucho a la oferta y los perfiles no se ajustarn a lo que necesitan las empresas, as que lo nico que conseguiremos ser aumentar las cifras de paro

Virginio Gallardo, director de Humannova

Un diagnstico al que se suma Valentn Bote, director de Randstad Research: Existe cierta demanda, pero no es mayoritaria. Algunas empresas muy punteras piden un nuevo tipo de perfil que combine los conocimientos digitales, tan necesarios en el actual modelo productivo, con una mirada social y emptica en el trabajo que dan esos estudios.

Y tambin coincide el Foro Econmico Mundial, que ya vaticinaba esa tendencia en su informe The Future of jobs (2016). La cuarta revolucin industrial crear muchos perfiles hbridos para los que los empleados requerirn competencias tcnicas, analticas y sociales.

LOS DOBLES Y TRIPLES TTULOS

Un ejemplo de ello, y otra de las claves del auge de las matriculaciones, son los dobles y triples grados como los de Filosofa, Poltica y Economa, con notas de corte muy altas (rondan el 12) al ser vistos como puerta de entrada a una nueva manera de entender la gestin de las empresas.

Para que rindan los empleados y retener a los perfiles ms demandados, las empresas van a necesitar una mayor dimensin social y espiritual, confirma Gallardo.

De ah que cada vez ms directivos complementen su formacin con cursos de filosofa. Justo antes de la pandemia me reun en el Decanato con representantes de una empresa que buscaba profesores para dar clase en su academia a directivos y profesionales liberales, relata Zamora Bonilla. Otra prueba ms de que la Filosofa vuelve a estar de moda.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1660306859_16379300356016.jpg
Innovación

Computacin cuntica, la utopa (cada vez ms cercana) que revolucionar la informtica


Actualizado

Juan Ignacio Cirac, uno de los grandes precursores de esta especialidad de la fsica, explica los ltimos avances en la construccin de este nuevo tipo de ordenadores, que sern ms rpidos y potentes

Cirac cuenta con el Premio Wolf, el m
Cirac cuenta con el Premio Wolf, el ms prestigioso tras el Nobel.EFE/Cabalar

Juan Ignacio Cirac es de esos investigadores a los que les suele acompaar el sobrenombre de uno de los padres de... seguido de algn campo de la ciencia. En su caso concreto, por ser el idelogo de la computacin cuntica. Una de las grandes utopas de este campo de la fsica durante dcadas que, gracias a l, ya ha dejado de serlo, y que promete la aparicin de ordenadores capaces de resolver problemas y tareas impensables para la tecnologa actual.

Eso, precisamente, ha llevado a este manresano a ser no slo uno de los cientficos ms citados, sino tambin de los ms galardonados. Un Premio Prncipe de Asturias, la Medalla Max Planck o el Premio Wolf (el ms prestigioso despus del Nobel) avalan sus logros hasta la fecha. Su desempeo, a da de hoy, est en la direccin de la Divisin Terica del Instituto Max Planck de ptica Cuntica ubicado en Garching, a pocos kilmetros de Mnich, desde donde explica con precisin y cautela esta tecnologa que apunta al futuro paradigma de la industria.

“Ahora mismo estamos en un momento experimental de esta tecnologa, porque los ordenadores cunticos actuales son muy pequeos y tienen muchas limitaciones, pero ya pueden empezar a hacer cosas”, afirma. Sin ir ms lejos, hace unas semanas IBM anunci el prototipo ms potente de la historia.

Pero, en qu se traducir esto para el devenir empresarial? “Ahora mismo, las aplicaciones no estn definidas y slo hay propuestas”, advierte. Sin embargo, aventura que cuando sea posible desarrollar estos ordenadores en su mximo esplendor, conllevar grandes soluciones “en cualquier sector”. Empezando, dice, por el cientfico, donde “se necesitan superordenadores para hacer muchos clculos, y estos prototipos lo hacen mucho mejor. Eso permitir a la industria trabajar en nuevos materiales y compuestos qumicos”, argumenta. Y, aunque reconoce que en otros mbitos hay menos evidencias, tambin expone que supondr un gran avance a la hora de “optimizar la actividad financiera, el sector del retail o el automovilstico”.

Tanto es as que, de hecho, gigantes como Google ya colabora mano a mano con Volkswagen para que su ordenador cuntico pueda ayudarles a obtener variables adicionales con las que optimizar el trfico o explorar soluciones de bateras de alto rendimiento para vehculos elctricos.

Desarrollo

El problema, aclara, es que “no es cierto que esto vaya a cambiar todo ni que esta revolucin est a la vuelta de la esquina”. La fase inicial en la que se encuentran estas computadoras, que “a da de hoy tienen muchos errores”, le llevan a mostrarse reservado en las fechas de su madurez. En parte, porque el avance de estas mquinas, que funcionan con cbits (anlogos a los bits de la computacin clsica), entraa la dificultad de desarrollar sistemas frgiles y altamente corrompibles de ruido, temperatura y luz.

En cualquier caso, Cirac tiene claro los motivos por los que se est dando su boom: “La situacin geopoltica actual obliga a tener una autonoma digital. Pases como Espaa se han dado cuenta de que le faltan chips”. Y eso, a su juicio, debe invitar a una mayor inversin como la que estn haciendo China o Alemania, que “siempre ve que la salida es ciencia, tecnologa y educacin”.

En el caso espaol opina: “Estamos ms avanzados en el software“. De hecho, ya han surgido startups con modelos de negocio con soluciones hbridas a travs de algoritmos cunticos que proporcionan a clientes. Sin embargo, aade: “Seguimos estando muy por detrs de otros pases en hardware”.

De cara a los prximos aos, cree que “habr un momento en que este entusiasmo actual caiga y bajar la moral de la industria. Pero hay que preparar a la sociedad sobre que la computacin cuntica es importante a largo plazo, porque tendr sus aplicaciones”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link