Insights Solutions SAS

Por qu vas a ‘dejar de pagar’ las cosas que compras

Tag: dejar

Por qu vas a ‘dejar de pagar’ las cosas que compras

Tag: dejar

16567583618742.jpg
Innovación

Por qu vas a ‘dejar de pagar’ las cosas que compras


  • Materias primas Metales crticos: el nuevo petrleo que podra dejar a Occidente sin mviles, coches elctricos ni renovables
  • ‘Mind uploading’ Seremos inmortales en 2045? Esto es lo que la ciencia debe lograr para que podamos descargar nuestro cerebro en un ms all virtual

Etimolgicamente, el verbo “pagar” viene de pacare, que en latn significa “pacificar”. El que paga, pacifica al que cobra cuando le entrega la cantidad que le debe, pero tambin se pacifica a s mismo. O como lo resume el saber popular: El que paga, descansa, y el que cobra ms.

Lo cierto es que pagar duele, especialmente si tus recursos son limitados. Por eso los bancos y las empresas especializadas en medios de pago no escatiman recursos para reducir lo que en el mundo del marketing financiero se conoce como friccin de los pagos.

El objetivo es que pasar por caja no rasque, y la solucin que ofrece para eso la tecnologa es que dejes de pagar por tus compras. Pagar tu coche, pagar tu nevera, pagar tu asistente virtual o el carrito de la compra, pero no t. Y las pocas veces en que s lo hagas, lo hars casi sin darte cuenta: sin tarjetas, sin pines, sin contraseas… pero tambin sin riesgos. Eso s, no te hagas ilusiones: se haga como se haga el pago, el dinero seguir saliendo de tu cuenta.

QU SON LOS PAGOS INVISIBLES

Tenemos que ir cada vez ms hacia eso que se ha llamado pagos invisibles para que el usuario no tenga friccin en el momento de compra y que sea lo ms rpido, cmodo y conocido posible”, explica Susana Rubio, directora de Pagos Digitales e Innovacin de Mastercard.

Todo ello, no en un futuro lejano de ciencia ficcin. Desde ya. En realidad, casi todas las tecnologas que harn posible esa revolucin son bastante conocidas desde hace unos aos: carne de los early adopters en algunos casos o incluso han sido testadas durante la pandemia. Lo que est por venir es su implantacin masiva y la desaparicin progresiva del efectivo o incluso las tarjetas.

De hecho, segn Rubio, el 80% de los pagos en el punto de venta se realiza ya utilizando el sistema contactless. Y segn el II Estudio de Tendencias de Pago Mvil en Espaa, elaborado por Visa, un 40% de los espaoles paga ya con el telfono mvil.

Los cambios se van a multiplicar exponencialmente y la disrupcin a un ritmo acelerado va a continuar

Ignacio Narvarte, Deputy CEO de PagoNxt Merchant Solutions

Tan vertiginoso ha sido el cambio de la libreta de ahorros a la tarjeta y de la tarjeta a la banca online, el smartphone y los wearables (smartwatches, anillos, pulseras…) que tenemos la sensacin de que hemos llegado al futuro en lo que se refiere a los medios de pago. Y sin embargo, el futuro an se est escribiendo. “Los cambios se van a multiplicar exponencialmente y la disrupcin a un ritmo acelerado va a continuar, sin duda”, advierte Ignacio Narvarte, Deputy CEO de PagoNxt Merchant Solutions, la fintech de Banco Santander especializada en pagos digitales.

Pero qu podemos esperar de ese futuro? “En el fondo, el futuro de los pagos va a ser parecido al presente, ya que la base siempre va a ser un intercambio de valor entre dos partes que desencadena una transaccin monetaria en la que una entidad financiera hace un traspaso de dinero de la cuenta A a la cuenta B”, argumenta Benito Mndez, director de Tecnologa y Producto en la fintech Hey Trade. “A partir de esa base, lo que aades es una capa de tecnologa que define cmo se produce esa transaccin y verifica que has decidido realizar ese pago libremente y sin ser coaccionado. Y ah es donde est habiendo toda una revolucin“, aade.

PAGAR CON LA HUELLA, LA CARA, LA VOZ O EL PULSO

Ya es habitual pagar con tu huella dactilar en muchos smartphones, pero poco a poco irn ganando terreno el reconocimiento facial, de las venas de la mano o incluso de tu propia voz. En algunos casos, utilizando las cmaras y los sensores de tu telfono mvil para confirmar que eres t quien est realizando la operacin, pero tambin sin necesidad de llevar contigo dispositivo alguno: vas a la lnea de caja, te escanean la cara y cargan a tu cuenta lo que has comprado. Eso es exactamente lo que lanz en mayo Mastercard en cinco supermercados de Sao Paulo.

“Hemos ido creando un camino que ha ido desmaterializando la tarjeta fsica”, resume Rubio otra de las tendencias de futuro en medios de pago. Una desmaterializacin que, probablemente, har desaparecer las tarjetas de crdito y dbito, las monedas y los billetes, pese a que an representan una parte importante de las transacciones que se realizan en el mundo fsico.

“Hemos ido creando un camino que ha ido desmaterializando la tarjeta fsica”

Susana Rubio, directora de Pagos Digitales e Innovacin

Pero eso slo ser el principio. As, de los tres procedimientos establecidos por la directiva europea sobre pagos digitales PSD2, cada vez utilizaremos ms algo que somos (huella, voz, rostro…) para verificar nuestra identidad, frente a algo que tenemos (una tarjeta o un mvil) o algo que sabemos (una contrasea o un pin).

“El riesgo de cada capa de seguridad extra que introduces es que pueda empeorar la experiencia de usuario, de ah que se est potenciando cierta tecnologa que te permite identificar patrones durante la compra para saber cundo eres t el que est haciendo la operacin y cundo no, sin necesidad de que t intervengas”, subraya Mndez.

Se buscan medios de pago seguros e invisibles, y en ese terreno la tecnologa biomtrica no tiene rival. Incluso las pruebas realizadas en muchos pases nrdicos de implantarse chips RFID (los que hacen posible el pago contactless) suenan a distopa desagradable y superada en comparacin con el reconocimiento facial o de huella dactilar.

BIOMETRA DEL COMPORTAMIENTO

Resulta especialmente llamativa la que se conoce como biometra del comportamiento. Gracias a esta tecnologa, las empresas que se aseguran de garantizar la seguridad de los pagos, son capaces de identificar tus patrones de uso del mvil: si lo coges con la mano izquierda o la derecha, en qu ngulo lo sostienes, a qu velocidad pulsas las teclas, cul suele ser tu ritmo cardiaco, en qu lugar te encuentras…

Imagen de la experiencia piloto de Mastercard en pagos con reconocimiento facial, lanzada en mayo en cinco supermercados de Sao Paulo.
Imagen de la experiencia piloto de Mastercard en pagos con reconocimiento facial, lanzada en mayo en cinco supermercados de Sao Paulo.

“Te piden acceder a la cmara, el micrfono, el acelermetro y la brjula de tu telfono, porque eso les permite garantizar la seguridad de las operaciones de una forma no intrusiva y detectar, por ejemplo, que se estn realizando dos operaciones a miles de kilmetros de distancia con una diferencia de un par de horas “, explica Mndez. “Si les das acceso a la informacin de tu app de salud podrn detectar si ests haciendo ese pago coaccionado porque te han puesto un cuchillo en el cuello“, aade el director de Tecnologa y Producto de Hey Trade.

Es una muestra ms de cmo los pagos se volvern invisibles, pero la lista es larga. En ella consta tambin el modelo de las tiendas Amazon Go, que abrirn su primera ubicacin en Espaa en 2024. Al entrar en ellas, una cmara te identifica y sigue tu figura en todo momento mientras caminas entre las estanteras. Cuando coges un objeto, las cmaras y sensores instalados por todo el local lo reconocen y lo aaden a tu carrito de la compra virtual para despus cobrarlo sin pasar por una lnea de caja. Y a la inversa cuando vuelves a dejar el producto en el estante.

METAVERSO E INTERNET DE LAS COSAS

“Otro ejemplo que vemos cercano es el pago por voz a travs de los asistentes virtuales o incluso los coches conectados“, apunta Rubio. “Es muy prctico pensar en hacer una compra a travs de estos dispositivos utilizando la voz para autenticar esa compra”, sugiere, introduciendo otro de los fenmenos que provocarn una profunda transformacin en el mundo de los pagos: el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en ingls). Que tu coche, tu casa, tu nevera, tu Alexa… paguen por ti la gasolina, la electricidad, la leche, una bombilla fundida…

“Cualquier dispositivo conectado servir para hacer pagos y si el tamao es suficientemente pequeo podemos llevarlos acoplados en nuestra ropa o incluso en nuestro cuerpo”, expone Narvarte. “Gran parte del futuro de los pagos pasa por el IoT, los pagos digitales en tiempo real y la web 3.0, que nos abre tambin nuevas posibilidades, como el metaverso”, enumera el Deputy CEO de PagoNxt Merchant Solutions.

Efectivamente, la de los pagos digitales inmediatos es otra de las revoluciones que hemos vivido en los ltimos aos casi sin darnos cuenta. Alguien recuerda cmo se pagaban las pistas de pdel o se reparta la cuenta de una cena antes de que existiera el Bizum?

Podrn detectar si ests haciendo ese pago coaccionado porque te han puesto un cuchillo en el cuello

Benito Mndez, director de Tecnologa y Producto de Hey Trade

En cuanto al metaverso, Mndez cree que “una de las claves en su construccin sern los procesos por los que se traslada dinero de tu cuenta del mundo real al mundo virtual”. Mucho por hacer an.

Los mismos quebraderos de cabeza que estn generando ya las conversiones entre monedas digitales y el dinero convencional. “Lo que hemos hecho es que t puedas pagar con tus criptomonedas, pero que toda la transaccin se realice en moneda fiat [la que usamos habitualmente]”, explica Susana Rubio desde la experiencia de Mastercard. “En el momento de la compra se hace una doble verificacin del usuario, se comprueba si tienes el suficiente saldo de criptomonedas y se venden en el momento los bitcoins que necesitas para pagar“.

CMO CONTROLAR LO QUE PAGO?

Es evidente que el usuario gana en comodidad con todos estos sistemas invisibles e inmediatos, pero tambin le plantean muchas inquietudes y dilemas ticos. Cules son los riesgos de dar acceso a todo tipo de compaas a tu pulso, a tu morfologa o a tus patrones de uso del mvil? Ser suficiente la legislacin sobre proteccin de datos para evitar que se hagan usos indebidos de esa informacin? Cmo controlar el usuario sus gastos si buena parte de sus pagos se producirn sin que l sea consciente de ellos?

“Ha salido muchas veces la preocupacin por los pagos invisibles (…) pero las encuestas que hemos hecho nos dicen que los usuarios las acogen con tranquilidad y con confianza: un 83% de los encuestados consideran que la biometra es ms segura que la contrasea y un 92% de las personas la consideran ms conveniente”, tercia Rubio, que no descarta que haya que llevar al sistema “una capa adicional para ayudar al usuario a ser consciente de que se ha completado una transaccin”.

En Mastercard, por ejemplo, lanzaron hace algo ms de un ao su Sonic Brand, un sonido caracterstico de la marca que oir el usuario cada vez que se realice un pago para que este no sea del todo invisible. Una primera forma (pero vendrn ms) de conseguir que los pagos no le generen desasosiego al usuario. Porque pagar, ya lo dijimos, debe ser siempre sinnimo de quedarse en paz.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1660229030_16537432226300.jpg
Innovación

Metales crticos: el nuevo petrleo que podra dejar a Occidente sin mviles, coches elctricos ni renovables


Actualizado

Europa y EEUU debern aumentar la inversin en I+D+i si quieren superar su dependencia de pases como China, la Repblica Democrtica del Congo o Indonesia, que acaparan metales como el cobalto, el nquel, el grafito, el magnesio o las tierras raras, insustituibles en la fabricacin de misiles, mviles, paneles solares, aerogeneradores, aparatos mdicos…

Un operario sostiene un fragmento de mineral de manganeso
Un operario sostiene un fragmento de mineral de manganesoRHJFOTOS
  • Ciencia El frmaco que curar el cncer, plsticos biodegradables, prstamos ms baratos… Las promesas de los ordenadores cunticos, cada vez ms cerca
  • Minera Coltn gallego para el impulso a la fabricacin de chips europeos

Qu tienen en comn tu telfono mvil, un aerogenerador, un panel solar, un coche elctrico, un sistema antimisiles y un escner cerebral? Entre otras cosas, que ninguno de esos dispositivos se pueden fabricar hoy da sin emplear metales muy escasos en el planeta como el cobalto, el nquel, el magnesio, el grafito o las tierras raras…

Son los llamados metales crticos, una treintena de elementos qumicos que tanto la UE como EEUU han incluido en la lista de las materias que les preocupan (y mucho) de cara al futuro.

No slo porque son insustituibles, tambin porque son muy escasas y porque su produccin est concentrada en pases con estndares de gobernanza inferiores a los de Occidente y poco fiables en trminos de suministro, como China (monopoliza una decena de metales), la Repblica Democrtica del Congo (produce el 60%del cobalto), Indonesia (30% del nquel).

Esta elevada concentracin constituye una importante vulnerabilidad para los pases occidentales

Pablo Arjona, analista de Riesgo Pas y especialista en Materias Primas y Transicin Energtica de Cesce.

Esta elevada concentracin constituye una importante vulnerabilidad para los pases occidentales, dado que una distorsin en el suministro afectara, por ejemplo, a la capacidad de EEUU de mantener su ventaja tecnolgica y militar, advierte Pablo Arjona, analista de Riesgo Pas y especialista en Materias Primas y Transicin Energtica de Cesce.

Especialmente preocupante es el caso de China, que acapara el 74% del antimonio (aplicaciones en defensa), el 85% del bismuto (medicina) el 80% del galio (semiconductores y clulas fotovoltaicas) y el germanio (fibra ptica y clulas solares), el 69% del grafito (bateras) y el 86% de las tierras raras (imanes permanentes de aerogeneradores y motores elctricos, as como emisores de luz para pantallas).

La ‘nueva OPEP’

Eso, por citar tan solo los casos de dependencia ms clamorosa, en los que se llega a superar con creces el control que han ejercido durante dcadas los principales pases productores de petrleo. Los catorce miembros de la OPEP representan alrededor del 40% de la oferta mundial de crudo, compara Arjona.

Y lo cierto es que China ya ha demostrado su capacidad para cerrar el grifo a capricho. En 2010 vet la exportacin a Japn de tierras raras, cruciales para empresas como Toyota, Mitsubishi y Panasonic, a cuenta de las disputas entre ambos pases por la isla de Senkaku. Y algo similar se puede decir de Indonesia, que prohibi la exportacin de nquel en 2020 para potenciar su propia industria de bateras.

Estos precedentes han encendido todas las alarmas en EEUU, porque a la escasez de estos materiales y su concentracin se va a sumar en los prximos aos un incremento exponencial de la demanda debido a la transicin energtica y la digitalizacin de la actividad humana.

La Agencia Internacional de la Energa prev que la demanda de litio se multiplique por 42, la de grafito por 25, la de cobalto por 21 y la de nquel por 19. Una explosin de demanda, que si no va acompaada de una mayor disponibilidad de estos metales, acabar disparando su precio.

Un estudio del Fondo Monetario Internacional apunta a que solo el valor de cuatro de los metales crticos (cobre, nquel, cobalto y litio) se cuadruplicar en las prximas dos dcadas para alcanzar los 13 billones de dlares y acercarse bastante al de los combustibles fsiles.

La transicin energtica va a conducir a un reajuste del mapa geopoltico, argumenta Arjona, que cita algunos ejemplos de ese nuevo escenario: Las habituales escaladas de tensin en Oriente Medio no afectarn, en gran medida, al precio de la energa; y ubicaciones estratgicas como el estrecho de Ormuz tendrn una menor relevancia.

Podra suponer nuestra ruina como sociedad y como continente. Es un problema que hoy, despus de la invasin de Ucrania, se ha desvelado como urgente

Jos Manuel Torralba, director del instituto de investigacin Imdea Materiales

A cambio, argumenta este experto, tendrn una mayor importancia las relaciones regionales, la gestin de las redes de interconexin elctrica y, sobre todo, el aprovisionamiento de los metales crticos. Por lo tanto, si Occidente no quiere quedarse en fuera de juego en el nuevo modelo, tiene que buscar la manera de reducir la dependencia.

Podra suponer nuestra ruina como sociedad y como continente. Es un problema que hoy, despus de la invasin de Ucrania, se ha desvelado como urgente, asegura Jos Manuel Torralba, director del instituto Imdea Materiales.

Ms independientes, aobre todo, respecto a China, que adems de beneficiarse de la riqueza geolgica de sus territorios, lleva aos desarrollando una poltica de expansin diplomtica y comercial por medio mundo (y en especial por el frica subsahariana) que le ha garantizado una posicin casi de monopolio sobre varios de los metales crticos.

Confiar en la I+D

A la UE, a EEUU y a otros pases no les queda ms remedio que confiar en la ciencia para escapar de ese cuello de botella. Y existen cuatro vas principales para ello: buscar en nuevos metales o en metales ya conocidos las propiedades que ofrecen los considerados crticos, apostar cada vez ms por el reciclaje, mejorar la eficiencia con la que stos se usan e intensificar la exploracin geolgica para dar con nuevos yacimientos.

Se estn haciendo considerables esfuerzos para reemplazarlos con materiales alternativos que se pueden producir de una forma ms barata y sostenible, ms fciles de reciclar…, afirma Dierk Raabe, investigador especializado en Fsica Metalrgica del Instituto Max Planck alemn y uno de los cientficos ms respetados en el mundo en relacin con los metales crticos.

Tenemos que hacer mucha ms I+D para asegurar el suministro y hacernos ms independientes

Dierk Raabe, cientfico del Instituto Max Planck y experto mundial en materiales crticos

Raabe cita ejemplos de avances como la sustitucin de las tierras raras de los imanes permanentes por aleaciones de magnesio y aluminio, el desarrollo de acero inoxidable y resistente a la corrosin para sustituir al nquel; las aleaciones de invar, el uso de materiales catdicos para bateras…

Y sin embargo, este experto se muestra convencido de que la apuesta de occidente en este terreno no est a la altura del desafo que tiene ante s. Tenemos que hacer mucha ms I+D para asegurar el suministro y hacernos ms independientes, pero tambin para lograr materiales ms sostenibles y reciclables, sugiere.

En los ltimos aos se ha puesto mucho el foco investigador en la necesidad de potenciar la economa circular. En dos sentidos: para reutilizar los materiales de los dispositivos digitales tras acabar la vida til de stos; como para recuperarlos de entre los residuos que se dieron por perdidos en viejas minas.

Sostenibilidad

En un mvil hay cantidades nfimas de tierras raras u otros metales crticos, pero son tan escasos que puede interesarte reciclar los miles de millones de mviles que hay en el mundo para poder reutilizar esos metales, aclara Torralba sobre el primer caso.

Y lo cierto es que esa explotacin secundaria es ms barata y genera menos huella de carbono que la primaria, aunque la vuelta a las minas tambin puede ser una opcin muy interesante. Entre la escoria de muchas de ellas puede que haya mucha ley y puede que te compense explotarla con la tecnologa actual a nivel primario, explica Torralba.

Aun as, Raabe sostiene que slo mediante la mejora de la eficiencia y el reciclaje no ser suficiente para reducir la dependencia actual. A su juicio, entre el 50 y el 70% de los metales crticos necesarios debern obtenerse de la explotacin primaria y siempre cumpliendo con los estndares occidentales actuales en cuanto a reduccin de misiones y respeto al entorno y a las comunidades afectadas por las minas…

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link