Insights Solutions SAS
Las soluciones de la ciencia para evitar que el desierto se trague Espaa (y un 41% del planeta)

Tag: desierto

16646215310542.jpg
Innovación

Las soluciones de la ciencia para evitar que el desierto se trague Espaa (y un 41% del planeta)


  • Entrevista Nos salvar la tecnologa del futuro o condenar a nuestra especie?
  • Materiales Metales crticos: el nuevo petrleo que podra dejar a Occidente sin mviles, coches elctricos ni renovables

La codicia humana desertifica, el abandono del campo desertifica, los incendios desertifican, la agricultura y la ganadera intensivas desertifican… Hasta el agua desertifica, cuando cae en torrente y arrastra, a su paso, el ltimo plpito de vida en los suelos yermos. Por supuesto, el cambio climtico tambin desertifica, y mucho, pero no conviene olvidar que, como el resto de elementos de la lista anterior, tambin es obra de la accin humana.

Solo la influencia del hombre en este terreno permite explicar que el ritmo de la degradacin sea actualmente ms de 30 veces superior al ritmo histrico, segn un estudio de la ONU. Cada ao, el desierto se traga 24.000 millones de toneladas de suelo frtil, sobre todo en los ecosistemas ridos, que representan el 41% de la superficie del planeta. Y las previsiones de la propia ONU dibujan un panorama sombro: para 2050 se habrn perdido 1,5 millones de kilmetros cuadrados de tierras agrcolas, el equivalente a toda la tierra de cultivo de la India.

Y las de la Comisin Europea no son mejores: ms de 50 millones de personas podran tener que desplazarse en las prximas tres dcadas para huir de la escasez de alimento y agua, como asegura su World Atlas of Desertification.

Somos animales terrestres, vivimos sobre la tierra y prcticamente todos nuestros alimentos crecen sobre el suelo, ya sean los animales o las plantas, advierte Fernando Maestre, catedrtico de Ecologa de la Universidad de Alicante, reconocido internacionalmente por sus investigaciones sobre ecosistemas ridos. Si el suelo se degrada y pierde la capacidad de mantener vegetacin, ecosistemas naturales y cultivos productivos, lo perdemos todo, subraya. Maestre no duda en alertar de que estamos degradando suelo a pasos agigantados por lo mal que lo tratamos y es algo que cuesta mucho recuperar.

Entre las formas de ese maltrato, este experto enumera la agricultura intensiva de regado que ha desecado Doana y van camino de hacer lo mismo con las Tablas de Daimiel; el cultivo de olivos en pendiente y sin vegetacin entre medias que pueda frenar la erosin que provocan las riadas, la explotacin de acuferos en los invernaderos almerienses…

Inteligencia artificial

La desertizacin supone un gran peligro para la raza humana, pero este no es otro reportaje apocalptico sobre cmo el aumento de la temperatura global y la escasez de agua tumbarn nuestro modo de vida, sino todo lo contrario: habla sobre qu estn haciendo la voluntad y el conocimiento humanos para contener o revertir el fenmeno.

El propio Fernando Maestre ha trabajado en una investigacin publicada por Nature Plants que ha empleado inteligencia artificial para medir la extensin de los bosques que an sobreviven en las zonas ridas del planeta y predecir su evolucin futura a partir del clima de cada zona en el pasado.

Slo en la provincia de Alicante, el 40% de los bosques puede desaparecer antes del final de este siglo, alerta este experto, convencido de que se podran utilizar las predicciones que hace su estudio para definir en qu zonas tienen posibilidades de prosperar las repoblaciones y qu especies son las ms adecuadas en cada caso (arbreas, arbustivas, herbceas…). Ese 40% de bosques tenemos que gestionarlo y prepararlo para intentar conservarlo. Por ejemplo, reduciendo la densidad de rboles para disminuir el uso de agua y el riesgo de incendios, aade.

El ejemplo israel

La ciencia y la innovacin pueden y deberan tener un papel clave en la mayora de los casos y las reas, defiende Noam Weisbrod, director de los Institutos Jacob Blaustein para la Investigacin del Desierto, la red de centros cientficos que cre Israel en los 70 con el fin de encontrar la forma de recuperar el desierto del Neguev para la agricultura y que ha convertido al pas hebreo en referente mundial en la materia.

No podemos cambiar el clima de una zona y es bastante lenta y limitada nuestra capacidad para controlar el cambio climtico y las sequas, inundaciones, la inestabilidad atmosfrica y la desertificacin acelerada que supone, argumenta Weisbrod. Pero la investigacin debera ayudarnos a desarrollar soluciones sostenibles para vivir en el desierto y crear agricultura provechosa en l, aade.

Israel es el claro ejemplo de que se puede lograr. Varias dcadas de investigacin han conseguido autnticos milagros en un pas compuesto en un 95% por tierras ridas y en el que, de hecho, el Neguev acapara un 60% del territorio nacional. Weisbrod explica algunas de las tcnicas que han desarrollado para convertir en frtil el suelo del desierto.

Tenemos repartidos por el Neguev muchos limans, arboledas plantadas en torno a micro-cuencas hacia las que canalizamos el agua de las riadas; desarrollamos cosechas con alta tolerancia a condiciones extremas, implementamos sistemas de riego ms adecuados para el desierto…. Y as, hasta sustentar una milagrosa y lucrativa actividad viticultora en la zona, como demuestra el viedo de la imagen que ilustra estas lneas.

REGENERAR Y DESALAR

Curiosamente, los ya mencionados invernaderos del poniente almeriense tambin han desarrollado sistemas de optimizacin del riego, pero con una diferencia respecto al ejemplo del pas hebreo.

Israel cre un sistema de tuberas que recorren todo el pas para llevar el agua tratada o desalada a donde se necesita, mientras que en Almera lo que hacen es esquilmar los acuferos, compara Irene de Bustamante, directora adjunta del instituto de Investigacin Imdea Agua de la Comunidad de Madrid.

En opinin de esta experta, la reutilizacin del agua s que es el futuro de la raza humana, junto con la desalinizacin, ya que permiten aumentar la disponibilidad de agua pese al cambio climtico.

Y lo cierto es que en ambos casos est puesto el foco de la innovacin. El problema de la desalinizacin es que es caro producir agua y, sobre todo, es caro transportarla lejos de la costa, por lo que reduce la rentabilidad de las cosechas.

En cambio, potenciar la regeneracin requerir desarrollar sistemas cada vez ms eficientes y baratos para eliminar del agua tratada metales pesados, sustancias qumicas, antibiticos… imprescindible si se quiere reutilizar en cultivo o para consumo humano. Todo un desafo, aunque en 2019, el 93% de las aguas residuales fueron depuradas en Israel y el 86% se reutilizaron en la agricultura.

Soluciones high-tech

Igualmente, la desalacin proporcion el 70% de recursos hdricos para consumo domstico y uso municipal. Hay que meter el agua en el circuito de la economa circular y fomentar soluciones basadas en la naturaleza para que sean sostenibles, circulares y rentables… eso es ms til que las propuestas high-tech, plantea De Bustamante.

Lo cierto es que tampoco faltan iniciativas que buscan resolver el problema de la desertificacin desde la apuesta por la innovacin futurista y la tecnologa de campanillas. Por ejemplo, desde enfoques cientficos como los que se enumeran junto a este texto y en los que trabajan empresas espaolas como Agrow Analytics (IA para ahorrar agua optimizando el dnde, cundo y cunto regar) o Aquaer (generadores capaces de extraer gotas de roco de la humedad del aire).

No hay que olvidar que Espaa es el pas de Europa ms afectado por la desertificacin, ya que el 73,7% de su superficie es rida, en comparacin con el ya mencionado 41% del planeta.

Salvo la cornisa atlntica, el resto de la Pennsula Ibrica entra dentro del paraguas de las zonas ridas y nos encaminamos hacia escenarios de colapso hdrico en muchas regiones, advierte Maestre, que acude a la Paradoja de Jevons para explicar cmo la innovacin puntera que se ha desarrollado en nuestro pas en los ltimos aos para la desalacin o la optimizacin de agua en el mar de plstico almeriense no ha servido para ahorrar agua sino para gastar ms en los cultivos.

En Espaa, la foto de la desertificacin no son las dunas, sino las de los invernaderos, porque es un uso de la tierra que est esquilmando los recursos de una manera claramente insostenible, describe este experto, que coincide con Irene De Bustamante en subrayar una segunda paradoja: no hay innovacin ms efectiva en la lucha contra el avance del desierto que hacer las cosas con el ritmo y el criterio e la naturaleza: priorizar la sostenibilidad en lugar de las necesidades del mercado y la obsesin por maximizar los beneficios.

  • Agua de la atmsfera. Diversas universidades han desarrollado proyectos para la ‘suelizacin del desierto’ gracias a la aplicacin sobre la arena de hidrogeles capaces de absorber gran cantidad de agua del aire antes de liberarla al suelo.
  • Drones de siembra. Otra tecnologa que se est probando en las repoblaciones masivas es lanzar semillas inteligentes desde drones, aunque su efectividad es limitada porque, al quedar en superficie, suelen comrselas las hormigas.
  • Optimizacin. El empleo de ‘big data’ en el riego y en el control de las canalizaciones de agua est permitiendo optimizar su uso y detectar fugas a tiempo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link