Insights Solutions SAS

Observabilidad o FSO, una solución que va más allá del monitoreo empresarial | Innovación

Tag: empresarial

Observabilidad o FSO, una solución que va más allá del monitoreo empresarial | Innovación

Tag: empresarial

6319db4fed874.png
Tecnologia

Observabilidad o FSO, una solución que va más allá del monitoreo empresarial | Innovación


La transformación digital es un concepto que ha venido ganando fuerza en la economía, no solo nacional sino mundial. De hecho, según un reporte del MinTic, después de la pandemia el 64% de las empresas colombianas implementaron soluciones innovadoras en sus procesos para estar a la vanguardia de las nuevas necesidades de los consumidores. Al respecto, Sugueit Tautiva Presales Manager de Axity Colombia, discutió sobre qué es y cómo se ha venido implementando la observabilidad o Full Stack Observability.

(Contratos por $21.000 millones, bajo la lupa).

Por un lado, es necesario tener en cuenta que las empresas, cada vez más, están en constante monitoreo tanto de sus procesos como de la experiencia que le están entregando al cliente. El concepto de observabilidad se refiere a una serie de diferentes herramientas agrupadas en un software que, al final, termina siendo una solución para detectar, de manera proactiva, los problemas que pueden llegar a surgir en infraestructura tecnológica, seguridad en la nube, optimización digital, entre muchos otros. Esto, sin duda, mejora la experiencia que el cliente final tiene de sus procesos, permitiéndole actuar anticipadamente y protegiendo sus objetivos.

Por otro lado, uno de los problemas más recurrentes hoy en día en las empresas es que los procesos de monitoreo están divididos con base en las áreas que lo implementan, generando una limitación constante en la observación de las posibles amenazas y/o problemas que lleguen a surgir. Axity, por su lado, integra soluciones de observabilidad unificada en tiempo real, ahorrando tiempo y ofreciendo más eficiencia en el futuro.

En el contexto actual y con la llegada de la virtualidad, es común el uso constante de aplicaciones como, por ejemplo, pagos virtuales a entidades bancarias, la observabilidad o monitoreo constante permiten detectar de manera oportuna, si se está generado algún error en sus funcionalidades y solucionarlos de manera inmediata.

(Los nuevos desafíos de la auditoría en las empresas). 

“Los sectores que más están sufriendo con esta transformación son el financiero y el de retail, porque para los unos es complicado trasladar toda la información bancaria a la nube, lo que genera una dificultad en la observabilidad y posterior mitigación de las crisis. Para los otros, la experiencia del usuario lo es todo. Sabiendo que la competencia es feroz, necesitan garantizar una buena experiencia, de lo contrario, el cliente se va automáticamente”, afirmó Sugueit Tautiva. 

También es necesario analizar cuáles áreas de las empresas están utilizando estas soluciones de observabilidad, ya que una transformación digital integra a toda la compañía. Sin embargo, las áreas que más recurren a este tipo de softwares son las de TI, teniendo en cuenta que esta puede llegar a integrar infraestructura, ciberseguridad, desarrollo, reclutamiento, mercadeo y ventas, etc. Sin embargo, muchas siguen siendo pioneras y aprendiendo con el tiempo.

¿Cuáles son los beneficios?

Es claro que los puntos importantes de la observabilidad digital son muchos, pero existen 5 beneficios claves que esta implementación conlleva:

1. Visibilidad. Las empresas cada vez más se ven en la necesidad de ver qué pasa y cómo reaccionar a los problemas que llegan cotidianamente.

2. Datos precisos en tiempo real, permitiendo una acción eficaz y proactiva, generando una optimización de la experiencia del usuario.

3. Velocidad en términos de crisis, reduciendo costos en desarrollo y tiempo de trabajo.

4. Aceleración en el flujo de trabajo, ahorrándole tiempo a los equipos para enfocarse en otros proyectos.

5. Trabajo en equipo. Los colaboradores, los partners y los clientes, interactúan, revisan y solucionan problemas.

Además, un proceso de observabilidad puede llegar a ser complejo, teniendo en cuenta que cada empresa tiene necesidades diferentes. “En Axity nos enfocamos en dar un acompañamiento tanto consultivo como de aliado de negocio. Revisamos qué necesita nuestro cliente y le brindamos la mejor solución posible para contrarrestar su dolor. Adicional a eso le damos un acompañamiento para ver cómo se desenvolvió con el software y revisamos que estén alcanzando sus objetivos”, concluyó la experta.

Finalmente, esta transformación durará más tiempo mientras todas las empresas, no solo en Colombia sino en el mundo, se adecúan a la tecnología y comienzan a tener una visión más vanguardista de la situación. Mientras tanto, las soluciones tecnológicas seguirán llegando, apostándole al desarrollo y al bienestar empresarial.



Source link

1660376663_16273828978880.jpg
Innovación

Compras sostenibles, la estrategia empresarial que ya es un deber


Actualizado

El compromiso de las empresas con la sostenibilidad implica también a la gestión de compras y a los proveedores. Aquanima, sociedad del Grupo Santander encargada de este cometido, ha compartido sus iniciativas en la cadena de suministros con representantes de compañías líderes.

Expertos de diferentes empresas reunidos en la Ciudad Financiera del Santander.
Expertos de diferentes empresas reunidos en la Ciudad Financiera del Santander.

Cuando los criterios ESG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) entran por la puerta de una empresa ningún proceso debe salir por la ventana. Desde que la UE aprobó los requisitos para que las actividades económicas e inversiones se considerasen sostenibles, las organizaciones gubernamentales no son las únicas que deben ser transparentes en sus procesos.

Como la mujer del César, que no sólo debe ser honesta sino parecerlo, el efecto que la actividad de las empresas provoca en el medio ambiente y en la sociedad, así como el modo en que se gobiernan internamente, son ya factores insoslayables que revierten en su crecimiento. “El reto es grande. Estamos en un momento de cambio sin precedentes que requiere que las empresas incorporen criterios socioambientales y de buen gobierno en la toma de decisiones diarias”, expone Lara de Mesa, directora global de Banca Responsable del Grupo Santander.

A priori, la gestión de procesos internos se refleja cada vez más en la imagen que una compañía ofrece al exterior y determina gran parte de su éxito o su fracaso. La inmersión en la sostenibilidad pasa inevitablemente por su cadena de suministro, pues el área de compras desempeña una función estratégica que gira en torno a la consecución de eficiencias en costes y también en el incremento del impacto positivo que esto supone para la sociedad.

La estrategia de compras responsables es un deber de todas las compañías, tal y como explica Jorge de la Vega, responsable global de Aquanima Grupo Santander, la sociedad encargada de la gestión de compras del grupo. Con su experiencia y conocimientos al servicio de otras empresas, Aquanima es ejemplo de que el compromiso con un futuro sostenible por parte de todos los eslabones de la cadena de aprovisionamiento ya no es una opción. “Estamos comprometidos con apoyar el crecimiento inclusivo y sostenible en todo el mundo para que las empresas creen empleo, faciliten la inclusión financiera y combatan el cambio climático”, remarca De la Vega.

Un selecto grupo de expertos de compañías líderes, entre las que se cuentan Boston Consulting Group, Gestamp, Iberdrola, LKS Next, SGS, se han reunido en la Ciudad Financiera del Santander para poner en valor la importancia de la sostenibilidad en los procesos de compras. “Hoy en día los criterios extra financieros pesan igual que los financieros“, aseguró Lola Solana, responsable de fondos Small Caps & ESG Equity Funds de Santander.

“Los objetivos ESG suponen una gran oportunidad para todo el tejido empresarial”, destacan desde Aquanima. Para alcanzarlos, Solana señaló: “Estamos incorporando factores de gestión socioambiental y de buen gobierno en la evaluación, certificación y selección de nuestros proveedores”. Con esta nueva forma de evaluar, afirmó, “no solo ganan las compañías, sobre todo gana el medio ambiente”.

En opinión de De la Vega “los sectores industriales están muy centrados en la sostenibilidad, mientras que en el sector servicios están más enfocados en el bienestar de los empleados”. Pero lo importante, dijo, es que, independientemente del sector o la latitud en la que se ubique el negocio, se avance para que “confluyan en un ecosistema de empresas responsables, sostenibles y que impacten positivamente en la comunidad donde están radicadas”.

El tamaño de las corporaciones tampoco importa, siempre que compradores y proveedores estén en el centro de la estrategia empresarial. El reto pasa por crear valor estratégico, a lo largo de toda la cadena de aprovisionamiento, desarrollando un sistema de gestión de proveedores que se adapte al tipo de negocio y necesidades de cada empresa.

¿Cómo lograrlo?

En la ecuación perfecta confluyen las hojas de ruta de proveedores y compradores. “Las empresas proveedoras tienen que centrarse en mejorar sus procesos productivos, haciéndolos eficientes y sostenibles, y desarrollando a la vez soluciones innovadoras alineadas con los principios ESG”, explica De la Vega. De este modo, formarán parte de la excelencia ESG y no se quedarán fuera de las contrataciones.

Según el responsable de Aquanima, “las empresas compradoras deben exigir unos mínimos y acompañar a sus proveedores en esta transformación, dotándoles de soporte y asesoramiento”. Se trata de ser marcas reputadas donde el beneficio no sea a cualquier precio.

La citada innovación, añade De la Vega, pasa también por “elegir a los mejores partners y codesarrollar esas soluciones que traen beneficios a ambas partes”. De hecho, Aquanima, como experta en el proceso de compras responsables que ayuda a otras empresas a implementar sus estrategias y políticas de proveedores, colabora con partners. A través de la digitalización, llega a una mayor red de proveedores y, además, dota de recursos a los analistas de compras para que puedan incluir valores ESG en todas las fases de su actividad.

Internamente, “el Grupo Santander ha mejorado en el ámbito de la gestión de compras, porque ha trasladado su compromiso a su cadena de suministro con diferentes iniciativas y requerimientos”. desvela De la Vega. Entre ellos se encuentran un proceso de homologación de proveedores que incluye acompañamiento en el caso de que detecten áreas de mejora, negociación de la compra de créditos para la compensación de la huella de carbono o negociaciones globales con impacto medioambiental.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link