Insights Solutions SAS
Robocop y la nube: as ser el futuro de la polica (como adelantaron las series de los 80)

Tag: futuro

Robocop y la nube: as ser el futuro de la polica (como adelantaron las series de los 80)

Tag: futuro

16700737779405.jpg
Innovación

Robocop y la nube: as ser el futuro de la polica (como adelantaron las series de los 80)


  • Robtica La dcada de los drones: as ‘aterrizarn’ masivamente en nuestras ciudades antes de 2030
  • Transporte Zeleros, la empresa espaola que har que ‘hyperloop’ levite

En los aos 80, Internet no haba llegado an a nuestros hogares, no existan los telfonos mviles y los ordenadores requeran habitaciones enteras para ofrecer una potencia de clculo razonable. Sin embargo, las series de ciencia ficcin de la poca se atrevieron a imaginar cmo las tecnologas de las siguientes dcadas revolucionaran la polica del futuro.

En El coche fantstico vimos un vehculo autnomo que se descargaba y analizaba antecedentes policiales, planos de edificios, imgenes de las cmaras de vdeo… Se las facilitaba a Michael Knight, detective de una fundacin privada que colaboraba con las fuerzas del orden pblico y que contaba con un reloj desde el que poda dar rdenes de voz a su prodigioso automvil.

En Robocop vimos a un agente que mejoraba sus capacidades fsicas y policiales combinando su cuerpo con un exoesqueleto e integrando gadgets como un casco de realidad aumentada que le permita superponer todo tipo de informacin sobre lo que vea, grabarlo, escudriarlo con visin trmica…

El trueno azul o El halcn callejero son otros ejemplos de series que imaginaron cmo la tecnologa podra otorgar ventajas decisivas a los defensores de la ley respecto a los delincuentes. Y acertaron. Muchas de aquellas herramientas imaginadas por la ciencia ficcin se han ido incorporando en los ltimos aos a la labor policial: drones, dispositivos mviles desde los que poner multas o consultar bases de datos…

Son solo el principio de una revolucin tecnolgica que va a transformar por completo las fuerzas y cuerpos de seguridad en todo el mundo y para la que ya se est preparando el terreno tanto a nivel nacional como internacional.

As, el pasado mes de marzo Interpol public el documento de trabajo Escaneando el futuro de la polica: los primeros pasos hacia un nuevo paradigma global, en el que se esbozan las grandes oportunidades y los importantes desafos que llegarn de la mano de la inteligencia artificial, las herramientas biomtricas, el Internet de las Cosas, el metaverso, los drones y las smart cities, entre otras muchas.

‘WEARABLES’ PARA TODO

La polica seguir beneficindose de la tecnologa de vanguardia y es crucial que lo haga o se quedar en desventaja respecto a los criminales, que siempre usarn la ltima tecnologa, argumenta James Slessor, director general del rea global de Seguridad Pblica de Accenture y responsable, entre otros, del informe El polica conectado en una era de disrupcin, otro de los que han profundizado en esta materia en los ltimos aos.

Y cmo va a ser la lucha contra el crimen en un futuro inmediato a la luz de esos estudios? Una manera rpida de resumirlo es imaginar a una especie de Robocop conectado a la nube, armado con todo tipo de wearables que le permiten intervenir fsicamente sobre el terreno, pero beneficindose en tiempo real de toda la informacin que proporcionan los incontables sensores y cmaras de las smart cities, as como de la mirada de dispositivos de consumo conectados al Internet de las Cosas.

Veremos un incremento en el uso de wearables que proporcionen a los agentes informacin y conocimiento para ofrecer el mejor servicio pblico posible y mantenerse a salvo, confirma Slessor. Eso cambiar su aspecto y su forma de operar y, a nivel prctico, les permitir tener las manos libres y los ojos puestos en la calle e implicados con el pblico en vez de pendientes de una pantalla, aade este experto mundial en Seguridad Pblica.

Como pueden ver en el grfico que acompaa a estas lneas, la lista de dispositivos que se irn incorporando al equipamiento policial es larga: relojes con reconocimiento de voz, gafas de realidad aumentada o de realidad virtual para patrullar en el metaverso o entrenarse en l par situaciones reales; cmaras corporales o integradas en el casco, lectores de reconocimiento facial, drones, armas conectadas y que requieren de la huella dactilar del agente para realizar disparos…

El precio de la tecnologa se est reduciendo rpidamente; soluciones que eran muy caras hace unos meses ahora son bastante asequibles, adems de robustas y confiables para ser usadas en un entorno policial, desarrolla Slessor. De hecho, muchas de estas innovaciones que an suenan a ciencia ficcin ya han sido probadas sobre el terreno.

Por ejemplo, la Polica Nacional present hace ms de un ao el EHang 216, su primer dron patrulla capaz de transportar a dos agentes. Asimismo, est empezando a utilizar sistemas de reconocimiento facial capaces de detectar a delincuentes en busca y captura, sospechosos y otras personas de inters.

Las novedades disruptivas no van a cesar de incorporarse en los prximos aos. Por ejemplo, cada vez se usar ms la creacin de gemelos digitales de la escena de un crimen (o el arma con el que se ha cometido), de forma que los investigadores de un caso puedan colocarse unas gafas de realidad virtual y repasar las pruebas sobre el terreno (virtual) una y otra vez.

EL POLICA CONECTADO

Sin embargo, el verdadero cambio de paradigma policial no lo va a provocar por s sola la parte hardware de la revolucin, sino de la posibilidad de mantener a los agentes conectados en todo momento con la parte software: los algoritmos de inteligencia artificial que permiten predecir delitos, las tcnicas de anlisis de datos que ordenarn y jerarquizarn ingentes cantidades de informacin, la interconexin entre bases de datos policiales y evidencias extradas masivamente de las redes sociales…

De hecho, la misin principal de buena parte de los gadgets incorporados al uniforme ser, precisamente, intercambiar informacin con la nube: los antecedentes de un sospechoso, la ruta seguida por un vehculo, las pistas recogidas por los sensores y cmaras de las smart cities o el Internet de las Cosas…

Por ejemplo, la captacin del sonido producido por un disparo podra poner en alerta a las patrullas cercanas o animar a los responsables policiales a enviar rpidamente un dron de reconocimiento para grabar la posible escena de un crimen.

Todo ello, interconectado entre s, convertido en patrones de utilidad para el agente y descargable al instante desde un coche patrulla, unas gafas de realidad aumentada o un reloj con asistente de voz. El dato debe ser uno de los principales activos de seguridad, la extraccin de informacin que pueda ayudar a tomar decisiones al Sistema de Seguridad Pblica o anlisis predictivos de posibles delitos o situaciones de emergencias debe ser una prioridad y, por tanto, es un claro objetivo para los prximos aos, defiende Eladio Alczar, responsable de Transformacin Digital de Justicia y Fuerzas de Seguridad de Accenture Espaa.

Otro de los cambios cruciales del nuevo paradigma tambin lo predijeron las series de los 80. Tiene que ver con que ser necesaria la colaboracin de las agencias pblicas de seguridad con empresas como la propia Accenture, Google, Tesla… que les puedan proporcionar soluciones cada vez ms complejas e imposibles de desarrollar con sus propios recursos.

Pero a cuntos aos se refieren exactamente los expertos cuando nos hablan de la revolucin policial que veremos en los prximos aos? Desde una perspectiva policial, el uso de nueva tecnologa requiere un largo periodo de gestacin, puesto que hay muchas barreras para su adopcin, responde Madan Oberoi, director ejecutivo de Tecnologa e Innovacin de Interpol. La mayora de los programas tecnolgicos aplicados a la seguridad tardan entre tres y cinco aos en adoptarse debido la necesidad de supervisin y ratificacin, comenta.

El riesgo de predecir delitos con IA

Y ello, cuando no se topan con la oposicin frontal de la ciudadana y sus representantes. Por ejemplo, el Parlamento Europeo aprob hace un ao una resolucin contra el uso policial de la IA en la que instaba a prohibir las bases de datos de reconocimiento facial, las tcnicas predictivas de comportamiento y los sistemas de puntuacin social como el que anunci China en 2014.

La IA puede representar un serio riesgo para los individuos y las sociedades si no se usa con responsabilidad, afectando a derechos humanos como la privacidad y la no discriminacin y erosionando principios fundamentales de la ley como la presuncin de inocencia, advierte Oberoi.

Mantener a las personas en el centro

Una preocupacin que puede hacerse extensible tambin al acceso a todo tipo de datos e imgenes por parte de ese nuevo ciberpolica conectado. Otra que suelen mencionar los expertos es el aspecto que les dara llevar, por ejemplo, exoesqueleto de grafeno que les permita ser invulnerables a las balas o mejorar su capacidad humana para correr, saltar o llevar carga.

La manera en la que los agentes se presentan y operan es importante: no queremos que les aleje demasiado del pblico o tengan un aspecto demasiado militar, porque necesitan seguir siendo percibidos como gente que interactua y se compromete con las comunidades, subraya James Slessor.

Vemos al agente del futuro de un modo diferente a la ciencia ficcin, confirma Oberoi. Hay un consenso emergente en que el futuro de la polica no es solo digital, sino tambin basado en la confianza y en potentes habilidades interpersonales, aade.

De hecho, el uso de chatbots y formularios online para atender las reclamaciones ciudadanas, resolver trmites y recoger denuncias, o la realizacin de atestados e informes policiales mediante cmodas herramientas digitales liberar a los policas de las tareas ms rutinarias y de menor valor.

Tambin cambiarn sustancialmente sus funciones. Por ejemplo, la progresiva implantacin de coches autnomos que circulan sin conductor pero programados para cumplir escrupulosamente las normas de circulacin har que se necesiten menos recursos policiales en tareas de trfico. En cambio, cada vez se requerirn ms para perseguir los delitos en el mundo digital.

“Hemos visto un gran cambio hacia el crimen online desde la pandemia y creo que seguiremos viendo un aumento del crimen digital”, explica Oberoi, que insiste una y otra vez que la introduccin de la tecnologas policiales slo tendr sentido si mantiene siempre en el centro a las personas: “Podra liberar a los agentes de las tareas ms bsicas y permitirles centrarse en las actividades crticas”, aade.

Un enorme cambio para lograr que la Polica vaya siempre un paso por delante de los delincuentes, pero evitando que se conviertan en aquello que decamos que dice el titular de este reportaje que sern: Robocops.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1664772596_16646248839712.jpg
Innovación

Menaje de hueso de aceituna y harina hecha con orujo: as construyen los emprendedores el futuro circular de Andaluca


Actualizado

Las ideas de negocio basadas en el aprovechamiento de los residuos agroalimentarios de la regin reinaron en la dcima edicin de los Premios Emilio Botn, organizados por el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3

Una persona sostiene en sus manos un pu
Una persona sostiene en sus manos un puado de residuos de la agricultura.
  • Innovacin Misin Caramuel: construyendo el futuro de las comunicaciones cunticas seguras va satlite
  • Patente Indu-eye, de cmo el calor podra mover el mundo (como ya mueve las sondas espaciales)

Si no ests muy familiarizado con el mundo de la economa circular quizs no hayas odo nunca hablar de los pellets, pero este tipo de biomasa viene ofreciendo desde hace aos una solucin renovable y ecolgica como combustible para las estufas domsticas.

En realidad, los pellets no son ms que fragmentos de aglomerado producidos con serrn, virutas de madera y otros residuos orgnicos dela agricultura. Sin embargo, a un grupo de emprendedoras de la Universidad de Crdoba (UCO) se les ocurri que los pellets podran ser tambin la materia prima para elaborar menaje y utensilios biodegradables que pudieran ofrecer, pro ejemplo, una alternativa sostenible a los problemticos cubiertos de plstico.

Concretamente, su proyecto se basa en crear una planta de produccin de pellet elaborado a partir de los derivados de los huesos de aceituna y la cscara de las almendras, tan abundantes en una comunidad como la andaluza y tan aprovechables desde el punto de vista de la economa circular.

Lo cierto es que ese planteamiento y ese proyecto acaban de ser galardonados con el mximo reconocimiento de los Premios Emilio Botn del concurso Proyectos de Empresa A3BT!, que se entregaron el pasado 22 de septiembre en la propia Universidad de Crdoba durante la Gala de la Noche de las Ideas que organiza cada ao el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3, coordinado por la propia UCO.

La agregacin estratgica surgida de la colaboracin de cinco universidades andaluzas (Almera, Cdiz, Jan, Huelva y Crdoba) promueve estos galardones desde hace justo 10 aos de la mano de Banco Santander. El objetivo, incentivar la creacin de empresas de base agroalimentaria y el emprendimiento de la comunidad universitaria integrada en el ceiA3.

Durante esa dcada, los Premios Emilio Botn han reconocido ms de 100 ideas de negocio como la del menaje fabricado con pellets, liderada por Mara Asuncin Nieto, Mara del Carmen Rodrguez, Salom Rodrguez, Ana Beln Peinado y Carmen Santaella, todas ellas vinculadas a la UCO.

Pero su proyecto no fue el nico que fue galardonado en esta dcima edicin de la iniciativa. El segundo premio se lo adjudicaron los alumnos de la Universidad de Almera Jess Asterio, Bade Razvan-Andrei,Antonio Manuel Fernndez y Cristina Cano con otra idea de negocio que pretende hacer un uso circular de los restos orgnicos de la agricultura.

En su caso, el planteamiento es convertir desechos similares a los rastrojos en bioplsticos que se puedan utilizar para elaborar envases y otros accesorios similares a los de plstico, pero en versin biodegradable. Por eso presentaron su proyecto al concurso con el nombre de Southern Biorefinery.

Cambiar el entorno

El tercer proyecto ganador de la noche lleg desde la Universidad de Cdiz (UCA) y, como no era de esperar siendo ese el origen de la idea, giraba en torno a la industria del vino.

El nombre de la iniciativa es Wine & Life y lo que propone es producir harina concentrada elaborada a partir de orujo de uva de vinificacin. Al frente de la idea est el egresado de la UCA Benjamn Colsa.

Algo diferente fue el quinto proyecto premiado durante la Gala de la Noche de las Ideas. Lo presentaron dos emprendedores vinculados tambin a la UCO: Antonio Manuel Conde y Jos David Daz.

En este caso, la iniciativa pretende poner a disposicin de los agricultores, ganaderos y otros productores locales herramientas que les permitan dar visibilidad a su trabajo y promover experiencias de xito en el medio rural de la provincia cordobesa. Como en el resto de casos, una idea para transformar un entorno social y econmico como el andaluz desde la base del conocimiento.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1664163562_16640956631863.jpg
Innovación

Misin Caramuel: construyendo el futuro de las comunicaciones cunticas seguras va satlite


Actualizado

Misi
  • Innovacion El frmaco que curar el cncer, plsticos biodegradables, prstamos ms baratos… Las promesas de los ordenadores cunticos, cada vez ms cerca
  • Evolucin Nos salvar la tecnologa del futuro o condenar a nuestra especie?

Hay muchas metforas para explicar los estados cunticos, esa maravilla de la fsica que explica los extraos comportamientos de las partculas subatmicas. Una de ellas es la del gato de Schrdinger. Ya saben, un gato encerrado en una caja cerrada con un mecanismo que libera un veneno si abres la caja. Y la pregunta: cmo saber si el gato est vivo o muerto sin hacer nada que lo mate?

La respuesta que da al dilema la fsica cuntica es que el gato no est vivo ni muerto mientras que se demuestre lo contrario, sino vivomuerto. Como si pudieras tirar una moneda al aire y, adems de cara o cruz, pudiera caer en caracruz.

Eso ha permitido desarrollar sistemas de computacin y manejo de la informacin ms potentes, seguros y complejos que la programacin binaria (basada en unos y ceros, frente a los unos, ceros y cerosunos de la cuntica) de los ordenadores convencionales. Pero crear ordenadores cunticos como el Sycamore de Google o el Zuchongzhi chino es solo el principio. Entre las grandes esperanzas que trae de la mano esta rama de la fsica estn tambin las comunicaciones cunticas, potentes sistemas de encriptacin y, en un futuro ms lejano, la posibilidad de desarrollar sistemas de teletransporte cuntico.

QU ES LA MISIN CARAMUEL

Precisamente, la misin Caramuel une dos de esas aplicaciones prometidas de la fsica cuntica, la de la encriptacin y las de las comunicaciones. En este caso, las comunicaciones va satlite. La impulsa una alianza de empresas encabezadas por Hispasat y en la que tambin estn participan algunas de las principales compaas del Ibex, como el Banco Santander, el BBVA, Cellnex, Telefnica e Indra, as como otras firmas de un perfil ms tecnolgico, como Alter, Das Photonics, GMV, Grupo Oesa, Quside, Sener y Thales Alenia Space.

A ellos se suma tambin un nutrido grupo de universidades y centros de investigacin como el Centro Criptolgico Nacional, el Consejo Superior de Investigaciones Cientficas, el Instituto de Astrofsica de Canarias, el Instituto de Ciencias Fotnicas , el Instituto Nacional de Tcnica Aeroespacial, la Universidad Politcnica de Madrid y la de Vigo.

En total, 19 instituciones unidas en torno a este proyecto piloto y su gran objetivo: poner en marcha una misin satelital en rbita geoestacionaria (coordinada con la rotacin de la Tierra a unos 36.000 kilmetros de distancia) que permita las comunicaciones de claves cunticas seguras va satlite. Es decir, que puedan circular por esta nueva va miles de millones de bytes de informacin con la encriptacin reforzada que caracteriza a las comunicaciones cunticas.

PARA QU SIRVE LA ENCRIPTACIN CUNTICA DE LAS COMUNICACIONES VA SATLITE

Lograrlo sera un avance decisivo para reducir la vulnerabilidad ante ataques informticos de sectores tan sensibles como el gubernamental, donde se recogen todos nuestros datos personales a nivel educativo, sanitario, penal…; el bancario, que debe garantizar la seguridad de nuestros ahorros y nuestras transacciones; o infraestructuras crticas como las del agua, la energa, de transporte… que hoy da dependen de la Red para funcionar.

En realidad, el piloto ech a andar el pasado mes de mayo y se ha desarrollado durante los ltimos meses. La previsin inicial es darlo concluido en apenas unos das, ya entrados en el mes de octubre. Para entonces se debera contar ya, o al menos esas eran las previsiones del proyecto, con “una definicin preliminar del sistema de distribucin de claves cunticas y, en concreto, en su arquitectura extremo a extremo” que permita integrarlo con la red cuntica terrestre y emplear esa integracin en “el anlisis de casos de uso reales con el sector bancario y con operadores terrestres”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1660169766_16590862433834.jpg
Innovación

¿Nos salvará la tecnología del futuro o condenará a nuestra especie?

El aumento de las capacidades del cuerpo humano, los viajes a Marte o la Luna, la automatización del trabajo, la lucha contra el cambio climático… La innovación de las próximas décadas será decisiva para nuestro planeta y nuestro modo de vida. ¿El veredicto de Olivier L. de Weck, profesor de Astronáutica y gurú de la planificación tecnológica? Optimismo prudente

Imagen del habitat marciano Marsha, con el que la empresa AI SpaceFactory ganó uno de los premios del proyecto 3D Printet Habitat de la Nasa.
Imagen del habitat marciano Marsha, con el que la empresa AI SpaceFactory ganó uno de los premios del proyecto 3D Printet Habitat de la Nasa.
  • Innovación ¿Seremos inmortales en 2045? Esto es lo que la ciencia debe lograr para que podamos descargar nuestro cerebro en un más allá virtual
  • Nutrición Carne fabricada en laboratorio, huevos veganos, insectos, algas… Así cambiarán la innovación y la sostenibilidad nuestra manera de comer

Crecer en los Alpes, cerca de las estrellas, hizo a Olivier L. de Weck (Berna, 1968) concebir el sueño de ser piloto de guerra. Se lo impidieron sus carencias visuales, pero ha volado mucho y alto. Como no pudo pilotar, se hizo ingeniero Industrial y trabajó como tal en la fuerza aérea suiza antes de convertirse en responsable de un proyecto de 20 millones de dólares en McDonell Douglas: del desarrollo de buena parte de los sistemas del caza F18.

Desde 2001 es profesor del Programa Apolo del Departamento de Aeronáutica y Astronáutica y del Instituto para los Datos, los Sistemas y la Sociedad, ambos pertenecientes al Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT, por sus siglas en inglés). Su especialidad es prever la evolución futura de sistemas complejos como los aviones, los coches, las impresoras, las infraestructuras críticas… De hecho, ejerció dos años (2016- 2018) como vicepresidente senior de Planificación Tecnológica en Airbus. Una experiencia que acaba de recoger en el libro Technology Roadmapping and Development: A Quantitative Approach to the Management of Technology (Springer).

Ver el futuro de la innovación es ver el futuro de la especie humana, los desafíos para su supervivencia y las posibles soluciones, un tema que analizó hace unos días en una charla organizada por Banco Santander como parte de su programa X Innovation Xperts, de cuyo Consejo Asesor es miembro. ¿Nos dejarán las máquinas sin trabajo? ¿Viviremos en marte? ¿Cuánto aumentarán las capacidades humanas como consecuencia de la ingeniería genética y de los implantes tecnológicos en nuestro cuerpo? ¿Frenaremos las consecuencias del calentamiento global? El veredicto de De Weck: optimismo prudente.

¿Se puede predecir la evolución futura de la tecnología?
En mi libro digo que la planificación tecnológica es diferente de la predicción tecnológica. La tecnología no es como el clima, que progresa automáticamente, sino gracias a la intervención humana, y no es algo que haya estado produciéndose sólo los últimos 10 o 100 años, sino miles de años, desde que los homo sapiens empezamos a ser diferentes de nuestros primos. No creo que sea verdad eso que dicen de que la tecnología está avanzando mucho más rápido que nunca antes en la historia. Si te fijas en avances concretos como la máquina de vapor, tiene 300 años de historia y la consideramos bastante obsoleta, pero todavía hay muchas operativas. Además, unas tecnologías crecen más rápido que otras. Las tecnologías de la información, entre un 20 y un 50% al año y las relacionadas con la materia y la energía, un 5% al año.
¿En qué campos prevé que haya mayor disrupción tecnológica en los próximos años?
Veo tres grandes tendencias. La primera es la robotización, la automatización y la inteligencia artificial. Las tareas más rutinarias y predecibles las irán asumiendo las máquinas, y la escasez de personal ahora mismo en la industria lo va a acelerar. Siempre habrá personas en esas tareas, pero las máquinas asistirán a los humanos, tanto en cuestiones físicas como mentales. La segunda tendencia es la modificación y la potenciación del cuerpo humano con tecnología física y química, así como con ingeniería genética. La gente ve los ciborgs como algo del futuro, pero los humanos ya somos ciborgs: las gafas, la cirugía ocular, los marcapasos, las prótesis de cadera y de rodilla… La única cuestión es si son permanentes o se pueden retirar, si los seguros médicos las pagarán y quién se las podrá permitir. Una tercera tendencia tiene que ver con la sostenibilidad. El reciclaje y la vuelta a la naturaleza y el aprendizaje de ella, la descarbonización de la economía…
¿Deberíamos ser optimistas sobre el impacto que tendrán esas tecnologías para el futuro de nuestra especie?
Sí, yo diría que prudentemente optimistas. Es cierto que casi todas las tecnologías creadas por la humanidad han tenido efectos colaterales una vez que se han escalado y han empezado a ser usadas por millones de personas: accidentes como consecuencia de la implantación del transporte aéreo; grandes emisiones de CO2 y atascos en las ciudades por el tráfico rodado… Sin embargo, también somos muy adaptativos como sociedad y hemos desarrollado coches eléctricos para reducir las emisiones y herramientas como Uber y zonas restringidas a la circulación para combatir la congestión del tráfico. Parece que tenemos la habilidad para corregir nuestros errores y revertir el lado negativo de la tecnología. En todo caso, pese a mi optimismo, no estoy seguro al 100% de que la tecnología no vaya a destruir a nuestra especie, pero espero que seamos lo bastante inteligentes para evitarlo.

Sí, puede que vayan a desaparecer millones de puestos de trabajo que hoy en día realizan personas, pero también van a aparecer millones de puestos nuevos que no existían

Olivier L. de Weck, profesor de Aeronáutica y Astronáutica del MIT

¿Qué papel van a tener la ética o la equidad en las tendencias tecnológicas que comentaba?
La inequidad en el acceso a la tecnología no es nueva. Hacia 1900, sólo un puñado de ricos tenía coches o podía viajar en barcos de vapor. Cuando se lanza una nueva tecnología, suele ser más cara y exclusiva, pero una vez que se desarrolla y se escala su producción, los costes por unidad bajan y cada vez más gente puede permitírsela. Y eso va a seguir ocurriendo. En cuanto a la ética, el debate se centrará durante las próximas décadas y los próximos siglos en la ingeniería genética: se suele dar en la visión ética de la tecnología la percepción de que si se utiliza para curar enfermedades o reducir la mortalidad, no hay problema, pero si se usa para mejorar las capacidades físicas de la especie humana por encima del estándar, entonces no es aceptable. Pero lo cierto es que no está claro cuál es ese estándar, es diferente para cada uno de nosotros.
¿Cuánto debe preocuparnos la automatización y robotización del trabajo humano?
No creo que vayamos hacia un futuro sin trabajo. Se lleva hablando de ello al menos dos décadas. Solíamos ser tradicionalmente cazadores y recolectores, después nos fuimos convirtiendo en una sociedad agrícola, industrial, de la información… Sí, puede que vayan a desaparecer millones de puestos de trabajo que hoy en día realizan personas, pero también van a aparecer millones de puestos nuevos que no existían. Muchos tendrán que ver con programar las máquinas, mantenerlas, gestionarlas…
¿Qué debería hacer un país como España para no perder el tren tecnológico del futuro?
Cuando trabajaba en Airbus fui en varias ocasiones a la sede de Getafe y siempre me impresionó mucho que las operaciones en España son más reducidas que en Francia o Alemania, pero cuentan con muchos programas de alto valor. También que era la sede de Airbus con más mujeres ingenieras y en cargos de gestión. Si yo fuera ministro de Economía o de Innovación de España, invertiría mucho en ciertas industrias en las que tenéis una cierta ventaja. Por supuesto, una es el turismo de baja huella de carbono. España podría ser un país pionero en el desarrollo de turismo medioambientalmente seguro. Otro ejemplo es la desalinización: cada vez estamos más seguros de que el agua que bebemos tendrá que venir de la desalinización y tendrá que transportarse hasta las zonas interiores, porque el clima está cambiando, hay menos precipitaciones y las reservas de los acuíferos están descendiendo rápidamente. Otra área podría ser la agricultura. La tecnología agroalimentaria española está entre las mejores y más eficientes del mundo, lo que le permitiría ser un referente en la producción de comida rica y saludable, pero también medioambientalmente segura en un mundo con temperaturas muy altas y mucha escasez de agua. Por supuesto, también en energías renovables… Eso sí, todo esto requiere invertir mucho en el sistema educativo.
Olivier L. de Weck, profesor de Astronáutica y Aeronáutica en el Instituto Tecnológico de Massachusets.
Olivier L. de Weck, profesor de Astronáutica y Aeronáutica en el Instituto Tecnológico de Massachusets.
Hablando de inversiones… ¿por qué invertir en la exploración del espacio con la cantidad de problemas que tenemos ahora mismo en la Tierra?
En lo más alto de la lista colocaría la observación de la tierra mediante satélites, porque mirar a la piel de un paciente nos revela mucho sobre su salud interna. Por supuesto, las misiones espaciales también hacen posibles sistemas de navegación como GPS, Galileo, Glonass… Se hacen muchos menos kilómetros inútiles gracias a ellos y eso reduce las emisiones de CO2. Además la posibilidad de establecer asentamientos en la Luna y en Marte te obliga a pensar cómo garantizar la provisión de agua, alimentos y el resto de cosas que hemos dicho que serán escasas en la Tierra, pero en un entorno cerrado y muy hostil. Buena parte de ese aprendizaje se puede aplicar después a resolver ese mismo problema en la Tierra.
¿En qué horizonte veremos asentamientos humanos fuera de la Tierra?
Eso requerirá más tiempo de lo que mucha gente cree. Primero hay que llegar allí, y para ello necesitamos cohetes asequibles y muy potentes como Starship, el que ha desarrollado la empresa de Elon Musk Space X, que va a tener su primer lanzamiento de prueba a finales de este año. Si tiene éxito, podría convertirse en la Santa María de los asentamientos humanos fuera de la Tierra. Una vez llegas allí, tienes que permanecer vivo, y para ello tienes que resolver qué y dónde construyes. En mi grupo de investigación creemos que lo más adecuado es excavar un sistema de túneles, porque te permitirá obtener protección natural de la radiación. El tercer problema es la logística necesaria para el reabastecimiento regular desde la Tierra. Si somos capaces de resolver estos tres problemas, debería ser posible crear una presencia humana permanente en la Luna, Marte o ambas. Y una vez que eso ocurra, las reglas del juego cambiarán.

España podría ser un referente mundial en turismo de baja huella de carbono, desalinización, tecnología agroalimentaria y energías renovables, pero todo ello requiere invertir mucho dinero en el sistema educativo.

Olivier L. de Beck

¿Hay alguna tecnología que se esté utilizando actualmente en misiones espaciales que pueda llegar próximamente a nuestra vida cotidiana?
Podría hablarte de algún procesador maravilloso o de un material increíble que podría ser útil en la Tierra en el futuro como ocurrió en los 60 con los microprocesadores, el velcro, el teflón… que fueron desarrollados para uso militar o para misiones espaciales y después acabaron siendo adaptados para el mercado del consumo masivo. En realidad, lo que se está produciendo actualmente es el flujo contrario: la tecnología comercial ha progresado tanto que estamos empezando a importarla para los vuelos espaciales, porque hacen el trabajo sin problema y son mucho más baratas. Por ejemplo, nuestro departamento está lanzando pequeños satélites llamados cube sats que llevan integrado un ordenador Raspberry Pi [del tamaño de una tarjeta de crédito], que fueron desarrollados para aplicaciones tipo hobby y que pueden sobrevivir en el espacio entre seis y nueve meses.
Todas las infraestructuras críticas del mundo actual dependen de Internet. ¿No supone eso una gran vulnerabilidad?
Absolutamente. Yo creo que cada sistema y cada infraestructura en nuestra sociedad es como una capa que solía funcionar de forma independiente: el suministro de agua, la red eléctrica, el transporte físico, Internet, la industria agroalimentaria… Sin embargo, esas capas cada vez están más interconectadas y dependen más de Internet, que representa una porción cada vez mayor del consumo de electricidad. Todavía está por debajo del 10%, pero se incrementa cada año. Creo que es una vulnerabilidad que habría que comprender mejor y buscar soluciones. Para ello necesitaremos sensores de detección, algoritmos que nos digan qué partes de la red están fallando para poder aislarlas… Por supuesto, el gran riesgo sigue siendo la ciberseguridad: que un virus no sea detectado y llegue a infectar millones de servidores. Yo soy un poco anticuado y me gusta tener una solución mecánica de emergencia para todo, una pequeña puerta que puedes abrir si todo falla, aunque se accionando una manivela. No eliminaría esas soluciones mecánicas de emergencia en ningún sistema por si acaso.
¿Cómo van a cambiar los nuevos sistemas de transporte la forma en que nos movemos?
El modelo que yo preveo no sé si será el que se acabe imponiendo, pero al menos sí que me parece muy eficiente desde el punto de vista del consumo de energía. Para los desplazamientos urbanos o de menos de 50 kilómetros creo que se van a imponer los vehículos eléctricos de bajo peso, a medio camino de los coches actuales y una bicicleta eléctrica. Un coche eléctrico extremadamente eficiente, con baterías muy respetuosas con el medio ambiente (como las de sal fundida), que puedas enchufar, recargar y darte autonomía para esas distancias a una velocidad no mucho menor que las actuales. Para el viaje continental, la solución será algo parecido al hyperloop: tubos al vacío que discurran principalmente bajo tierra y por los que puedan desplazarse cápsulas de transporte. Es un sistema muy eficiente, porque prácticamente no hay fricción. El gran desafío ahí es que tienes que crear esta red de tubos y mantener el vacío, que requiere energía, pero aun así sería muy eficiente. En cuanto al transporte transoceánico, hay dos planteamientos diferentes, una más rápida y la otra más lenta que la movilidad actual. La rápida serían los lanzamientos de naves Tierra-Tierra que ha propuesto Elon Musk, en los que pasas buena parte del trayecto desplazándote por inercia en el espacio después de una aceleración inicial, por lo que no estás quemando combustible. Eso permitiría hacer el trayecto Madrid-Shanghái en 45 minutos. Suena muy loco, pero sería una opción real. La otra pasaría por reconsiderar las aeronaves al estilo de los antiguos Zeppelins propulsados por oxígeno o helio. Por supuesto que son más lentos que el transporte aéreo actual, pero puedes hacerlos híbridos y que se muevan a 200 kilómetros por hora sin perder eficiencia. También serían muy espaciosos, cómodos, con Wifi… Si estamos dispuestos a viajar más lento, no mucho más, serían mucho más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente.
¿Cómo condicionará la sostenibilidad el desarrollo de la tecnología en el futuro?
En mi libro hay cuatro casos de estudio: el automóvil, la aeronave, la secuenciación del ADN y la Red del Espacio Profundo [la red internacional de antenas de radio que sirve de apoyo a las misiones espaciales y capta señales del sistema solar y el universo] , y si una cosa he aprendido es que la evolución natural ha desarrollado soluciones muy eficientes desde el punto de vista energético, porque las plantas y los animales han evolucionado durante millones de años para sobrevivir incluso a los cambios del entorno. Buena parte de esa energía viene del sol y después es convertida de una forma u otra. Lo que yo diría, en general, es que si estamos dispuestos a ir más despacio en muchos sentidos, aún podríamos aprender mucho de la naturaleza en el desarrollo de la tecnología del futuro. Un antiguo alumno mío es CEO de una compañía que se llama Cambrian Innovation de tratamiento de aguas residuales mediante una bacteria. Él dice que la mejor tecnología es la que no puedes ver porque parece un sistema completamente natural aunque sea cuidadosamente gestionada. Y yo cada vez estoy más de acuerdo con él.

Conforme a los criterios de

Saber más

Source link

16443202557672.jpg
Innovación

Siete razones por las que las ONG y las fundaciones debern ser digitales en el futuro inmediato (o no sern)


  • Ayudas Por qu aprender ingls es ms importante que nunca en la era postcovid
  • Movilidad La odisea de lvaro: cmo sobrevivir a una estancia Erasmus en el extranjero en pleno Brexit y en medio de una pandemia

La sonrisa de un nio que consigue ir a la escuela es analgica. El alivio de un sin hogar al recibir algo con que matar el hambre no se puede digitalizar, el agradecimiento de un anciano cuando un voluntario le ayuda a levantarse de la cama, y ducharse y vestirse… no se puede expresar en ceros y unos.

Sin embargo, para que puedan darse todas esas secuencias, cada vez es ms imprescindible la digitalizacin de las ONG, las fundaciones sin nimo de lucro y el resto de entidades sociales van por ah cerrando las heridas abiertas de la desigualdad, el desamparo y la exclusin.

No es que las videoconferencias vayan a sustituir a los abrazos, o que se vaya a cambiar la compaa por mensajes de whatsapps, sino ms bien al contrario: utilizar herramientas digitales reduce el tiempo dedicado a gestin, permite dar mayor visibilidad a la labor que realizan estas organizaciones y les facilita la captacin de fondos y manos para sostener su actividad. La consecuencia de todo ello es una mayor disposicin de personas y recursos para atender a los que ms lo necesitan.

“Nosotros somos una organizacin chiquitina que est empezando a crecer”, explica Maika Senz, gestora de proyectos de la Fundacin Fransol, una ONG que promueve el apadrinamiento de nios de pases en vas de desarrollo para que puedan ir a la escuela. “Una voluntaria y yo, que soy la nica contratada, tenemos que ocuparnos de todo y no damos abasto: el tiempo que dedicamos a escribir noticias o a mantener al da las redes sociales es tiempo que no dedicamos a buscar padrinos”.

Y algo parecido le pasa a la ONG Candelita. “Las entidades sociales tenemos un gran problema, y es que perdemos tiempo de intervencin social en tediosas labores administrativas”, explica Pilar Reifs, su responsable de Captacin de Fondos, que se autodefine como un centro de promocin personal y desarrollo colectivo.

POR QU LAS ONG DEBERN SER DIGITALES

En realidad, los motivos por los que las entidades del tercer sector debern ser digitales o no sern se pueden agrupar principalmente en siete grandes bloques, aunque todos estn ntimamente relacionados:

  1. Eficiencia. Como ya se ha comentado, la introduccin de hardware y software cada vez ms sofisticado, as como personal con formacin en entornos digitales, permitir a las entidades sociales reducir el tiempo que dedican a tareas de gestin rutinarias como el mantenimiento de bases de datos, el control del pago de cuotas de socios, la burocracia para la captacin de subvenciones…
  2. Compliance. Una adecuada transformacin digital permite a las ONG, fundaciones, entidades religiosas… reducir los riesgos de incumplir normativas en cuestiones como la proteccin de datos de carcter personal, la legislacin laboral, la mala praxis en el uso de de recursos pblicos…
  3. Captacin de fondos. Unabuena estrategia digital en la web propia o en las redes sociales puede ser decisiva para tener visibilidad e interacciones con la sociedad que faciliten la atraccin de subvenciones pblicas y donaciones privadas.
  4. Captacin de socios y voluntarios. La visibilidad a la que se haca referencia en el punto anterior es necesaria tambin para llamar la atencin de personas o empresas con sensibilidad social que quieran colaborar con las actividades de una entidad social.
  5. Transparencia. Muy relacionado con los puntos dos y tres. Una ONG o Fundacin deben ser muy transparentes y cumplir con su obligacin de rendir cuentas sobre el uso que se ha dado a los recursos obtenidos. Para ello, es imprescindible mantener presencia e interaccin constantes en los diferentes canales digitales ms all, incluso, de lo que establecen las leyes sobre transparencia.
  6. Adaptacin a las nuevas necesidades sociales. Vivimos y vamos a vivir en un mundo digital, por lo que la intervencin social en reas como el empleo requerirn a estas organizaciones dominar los nuevos entornos, herramientas y aptitudes que van a marcar la frontera entre el xito y el riesgo de exclusin.
  7. Nuevas herramientas de intervencin. Como se ha demostrado en los confinamientos decretados por el coronavirus, herramientas digitales como las videoconferencias, el correo electrnico o los mensajes de Whatsapp pueden complementar perfectamente la intervencin social presencial.

Tanto Candelita como la Fundacin Fransol vieron muy claro que su supervivencia pasaba por completar su transformacin digital y no dudaron en presentar su candidatura al programa Santander Social Tech, con el que la entidad financiera presidida por Ana Botn, a travs de su Fundacin, favorece desde hace tres aos la transformacin digital de las entidades del tercer sector.

IV EDICIN DEL PROGRAMA SANTANDER SOCIAL TECH

En ese periodo, 380 organizaciones se han beneficiado de la formacin, el asesoramiento y las ayudas que proporciona esta iniciativa. Concretamente, se han impartido 38 talleres a unas 38 entidades distintas (unas 500 personas); se ha asesorado a 128 y se han concedido 160 ayudas. Todo ello, por valor de casi un milln de euros, de los que 252.504 euros se repartieron entre las 54 entidades beneficiadas en la III edicin, cuyos nombres se han dado a conocer esta semana.

Y lo cierto es que esas van a seguir creciendo gracias a la IV edicin del programa, que permitir a 144 ONG participar en 12 talleres online entre los meses de abril y noviembre, as como beneficiarse de una asesora personalizada y recibir ayudas econmicas de hasta 5.000 euros para completar su digitalizacin. Para todo ello ser necesario inscribirse antes del 3 de marzo en la web del programa Santander Social Tech.

“Se trata de seguir apoyando al tercer sector de accin social que ha sido muy castigado por la crisis generada por la pandemia, y que a su vez tiene ms frentes a los que atender y menos recursos”, afirma Borja Baselga, director de Fundacin Banco Santander, empeada en lograr que estas organizaciones “aprovechen las oportunidades que ofrece esta transformacin y puedan mejorar el impacto y la eficiencia de sus acciones en la sociedad”.

Santander Social Tech trata de seguir apoyando al tercer sector de accin social que ha sido muy castigado por la crisis generada por la pandemia, y que a su vez tiene ms frentes a los que atender y menos recursos

Borja Baselga, director de Fundacin Banco Santander

Segn la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadstica (INE) correspondiente a 2020, ese ao el porcentaje de poblacin en riesgo de pobreza o exclusin social (tasa Arope) subi en nuestro pas al 26,4% (cerca de 13.000 de espaoles) desde el 25,3% del ao anterior, y no es de esperar que las circunstancias hayan mejorado en estos dos aos de restricciones en la actividad econmica, ertes e incertidumbre y por la pandemia. As que las entidades del tercer sector son ms necesarias que nunca, pero les ha costado ms que a otras organizaciones subirse al tren de la transformacin digital, vertiginoso desde la llegada del coronavirus.

DOS MILLONES DE EMPLEOS

“Yo trabajaba en empresas tecnolgicas, pero era voluntaria en la Fundacin Fransol desde hace tiempo y hace cuatro aos me contrataron con el objetivo de digitalizar su actividad”, explica Senz. As que ya estaban haciendo los deberes cuando entr en escena el Covid, y aun as, se les sigue atragantando por la falta de recursos y formacin. “Por ejemplo, lo de hacer eventos online para recaudar fondos nos pill totalmente en fuera de juego, y es una pena, porque con la pandemia la gente se ha vuelto ms solidaria”, aade

Y algo similar ocurri en Candelita: “No nos habamos planteado en la vida que se pudiera hacer intervencin social no presencial, pero en marzo de 2020 tuvimos que hacer mucha intervencin telefnica, y desde entonces incluimos un telfono de asistencia en todos los proyectos para paliar la brecha digital”, argumenta Pilar Reifs. En su opinin, uno de los mayores problemas de las ONG con la digitalizacin es que no se aprovechan las infinitas posibilidades narrativas y de difusin que ofrecen los nuevos canales. “Trabajamos mucho y en muchos campos, pero luego no sabemos contarlo”, explica.

El II Barmetro Digital elaborado por ISDIdigal Foundation y la Fundacin Botn, cifra en 27.000 el nmero de entidades sociales que funcionan en nuestro pas, en dos millones el nmero de puestos de trabajo que generan con su actividad y en un 1,45% el peso de la misma en el PIB espaol. Pues bien, dicho estudio hizo un sondeo en el sector y concluy que el 80% de las entidades sociales aseguran no haber completado su transformacin digital por falta de recursos, mientras que el 41% asegur no haberlo hecho por falta de talento y conocimientos.

La Fundaci
La Fundacin Fransol favorece el apadrinamiento de nios en pases en vas de desarrollo para que puedan ir a la escuela.

Por eso, Candelita y la Fundacin Fransol no lo dudaron cuando se present la posibilidad de participar en el Programa Santander Social Tech, una experiencia que les ha cambiado la vida. “Vamos a ser una ONG totalmente diferente”, reconoce Senz, que subraya el hecho de que el paso por esta iniciativa les va a “ayudar a ayudar”. “Nos vino bien para aprender a priorizar, a no meternos en la vorgine multimedia sin sentido, sino a respirar, pensar y analizar en qu centrarnos en el presente y qu retos debemos marcarnos ms de cara al futuro, cuando tengamos ms recursos”.

Y recursos, precisamente, fue otra de las alegras que les dej el paso por el programa del Banco Santander: “Con el dinero que nos han dado vamos a poder pagar durante varios aos un servidor seguro en el que tener los datos de Fransol”. Hasta ahora, dedicar 600 euros a ese captulo les enfrentaba a un dilema enorme: “Hasta ahora, pagar el servidor supona que cuatro de nuestros nios se quedaran sin ir al colegio”. El precio de la digitalizacin, hagan cuentas.

Vamos a ser una ONG totalmente diferente. Santander Social Tech nos ha ayudado a ayudar

Maika Senz, gestora de proyectos de la Fundacin Fransol

Adems, se les ha auditado la cuenta de Facebook de la fundacin como parte de la asesora que les ha proporcionado el programa y los consejos recibidos estn dando sus frutos: “Estamos consiguiendo muchos ms seguidores”, celebra Senz con entusiasmo.

Pero, sobre todo, la inmersin digital les ha servido para repensar todo lo que hacan en la organizacin y buscar nuevas maneras ms eficientes de hacerlo. “Nuestro mayor valor es que el padrino sepa que el nio de Per, Colombia o frica al que est ayudando existe de verdad y facilitar la comunicacin entre ellos”, comenta la gestora de proyectos de marketing de Fransol. “Hasta ahora los nios les enviaban fotos y cartas por correo, pero tardaban varios meses en llegar y el padrino no reciba la carta de Navidad hasta tres meses despus. Ahora estamos trabajando para que todos nuestros coordinadores en esos pases tengan telfono mvil para que se puedan enviar las fotos y las cartas por Whatsapp”.

REDUCIR LA BRECHA DIGITAL

Muy similar es la valoracin que hacen en Candelita de su paso por Santander Social Tech. “El cambio que ha supuesto la experiencia lo estamos viviendo de una forma espectacular”, confiesa Pilar Reifs. En su caso, la organizacin se dedica a ayudar a colectivos vulnerables en cuestiones muy diversas: personas con enfermedades mentales severas, empoderamiento femenino, jvenes con dificultades insercin laboral, atencin domiciliaria a mayores…

“Los talleres a los que asistimos me gustaron mucho, porque estaban enfocados a entidades sociales, mientras que otros a los que he asistido estaban pensados para grandes empresas y te hablaban todo el rato de ventas, que es algo que no tiene mucha aplicacin en nuestro caso”, subraya la responsable de Captacin de Fondos de Candelita.

Habra que trabajar conjuntamente desde todos los mbitos para reducir la brecha digital, porque ya hay demasiadas brechas en la sociedad

Pilar Reifs, su responsable de Captacin de Fondos de Candelita

En cuanto a las ayudas recibidas en el programa, en su caso las han destinado a implementar un CRM (un software que permite optimizar y centralizar la base de datos) que les ha cambiado la vida. “Sobre todo lo estamos aplicando en el rea de formacin y empleo y mis compaeras estn encantadas, porque antes trabajbamos con Excels diversos y luego haba que cruzar datos y centralizarlos manualmente, mientras que ahora todo ese trabajo se hace solo”.

Una vez ms, tiempo de burocracia que se libera para atender ms y mejor a las personas que lo necesitan. Pero por muy convencidos que estn de las ventajas que tiene esta digitalizacin (“que ha venido para quedarse”), tampoco pierden de vista los riesgos: “Habra que trabajar conjuntamente desde todos los mbitos para reducir la brecha digital, porque ya hay demasiadas brechas en la sociedad”. Lo dicho, que ser ms digitales nos permita ser ms humanos que nunca, y no al revs.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1660328827_16370812327358.jpg
Innovación

La incorporacin de flotas de robots marca el presente y el futuro del mundo laboral


Actualizado

La automatizacin de tareas llegar a todo tipo de profesiones, aunque afectar ms a los trabajos industriales y logsticos. Esto destruir empleos, pero a la vez generar otros que antes no existan

La incorporaci
SHUTTERSTOCK

Los avances de la industria robtica generan en los seres humanos, a nivel general, una paradjica percepcin. Por un lado, la tecnologa se considera una aliada, pero por otro, las mquinas y su capacidad para realizar labores que incluso exigen un esfuerzo cognitivo generan cierta desconfianza.

Esta inseguridad no viene dada porque mucha gente piense que los robots puedan rebelarse y tratar de eliminar a los humanos como en los relatos de Isaac Asimov, sino porque creen que esto puede poner en riesgo su puesto de trabajo. As lo refleja la macroencuesta realizada en 2020 por la Fundacin Espaola para la Ciencia y la Tecnologa (Fecyt) y publicada el pasado mes de julio. A la pregunta sobre el balance de riesgo-beneficios de las aplicaciones de la robotizacin y de la inteligencia artificial en el mundo laboral, el 34% seal que las ventajas superan a los inconvenientes, mientras que el 53% opin lo contrario. Y ambas partes tienen argumentos a los que agarrarse.

Segn las estimaciones del Foro Econmico Mundial, la automatizacin de tareas con la implantacin de robots destruir 85 millones de puestos de trabajo, pero a su vez generar 97. Un balance positivo de 12 millones que, en principio, parece beneficioso. El problema es que los trabajos que ahora se automatizan desemplean a un perfil de trabajadores que no van a poder asumir los nuevos puestos que se crean, explica Senn Barro, director del Centro Singular de Investigacin en Tecnologas Inteligentes de la Universidad de Santiago de Compostela y catedrtico en Ciencias de la Computacin e Inteligencia Artificial.

Actualmente, Espaa cuenta con un total de 113 robots autmatas por cada 10.000 puestos de trabajo, como seala un estudio de la Federacin Internacional de Robtica, lo que la sita como el decimoquinto pas del mundo. Y, teniendo en cuenta otras estadsticas de esta organizacin, la flota seguir creciendo y cada vez a mayor ritmo. En su anterior estudio, de hace solo cinco aos, eran 73. Esto obligar a muchos trabajadores a reinventarse, en especial a aquellos que tengan trabajos ms industriales o logsticos, las dos tareas ms sencillas de automatizar.

Los perfiles de personal ms vulnerables seran los que realizan tareas repetitivas que tienen un impacto pequeo en los procesos de produccin , como movimiento de elementos en la factora, pero tambin los que tienen una alta dependencia de procesos analgicos, puntualiza Sergio de los Santos, director de Laboratorio e Innovacin de Telefnica Tech.

A pesar de esto, confa en que la llegada de los robots generar un ecosistema de convivencia equilibrado. Ms que quitarnos el trabajo, nos obligar a pensar y formarnos de manera diferente. Pero no solo es la robtica la que afecta esta visin. La digitalizacin ya lleva consigo un cambio para todos en nuestros puestos de trabajo y nuestras propias capacidades, explica De Los Santos. Sigue siendo necesaria la labor humana en la visin de Industria 5.0 y su relevancia sigue siendo similar, pero ahora los perfiles y las capacidades avanzan de lo analgico hacia lo digital.

FORMACIN Y RECICLAJE

Para evitar que muchos de los afectados por la incursin de la inteligencia artificial queden desamparados, la formacin continua en competencias digitales ser importantsima. Si no, los trabajos generados no podrn asumirlos los que ms los necesitan, ya que en la mayora de casos no cuentan con los conocimientos indispensables para adaptarse a estas labores.

La formacin, tanto en los centros educativos como en las propias empresas, ser fundamental para que estos trabajadores se reciclen. Pero no ser menos importante la labor social de los estados, que no pueden dejar abandonadas a estas personas, complementa Senn Barro.

Por norma general, se piensa que las mquinas solo terminarn haciendo trabajos de logstica o de produccin, pero esta idea est muy lejos de la realidad. Hasta en lugares como los bufetes de abogados utilizan robots para la gestin de documentos y la comparativa de sentencias que ahorran muchsimas horas de trabajo, argumenta Barro con este ejemplo.

Como comenta el catedrtico, incluso los programadores e informticos encargados de crear estos robots, vern cmo parte de las tareas que realizan terminan automatizndose. Bien por apoyo de software o bien porque ya hay un desarrollo que va ms all del lenguaje de programacin, parte del cdigo se crea ya de forma automtica.

Por tanto, aunque la inteligencia artificial nunca va a sustituir a los humanos en muchos trabajos, los tentculos de la automatizacin llegarn a todo tipo de profesiones. A algunas en un futuro todava lejano. En otras es ya una realidad. Todo el mundo sin excepcin deber adaptarse a estos nuevos ecosistemas laborales en los que en mayor o menor medida ser necesario convivir con robots.

ESTADOS UNIDOS, UN PASO POR DELANTE DEL RESTO

La guerra fra entre China y Estados Unidos por ser la mayor potencia econmica del mundo tambin ha llegado a la robtica. Y por el momento, los americanos estn en cabeza. Su inversin anual en desarrollo de inteligencia artificial llega a los 45 millones de euros segn datos del Banco Europeo de Inversiones. China se queda en unos 20.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

1660339832_16355054881912.jpg
Innovación

Gestores de flotas de robots: los jefes de personal del futuro


Actualizado

La implantación de la tecnología avanzada en el mundo laboral, cada vez en más sectores, hace que crezca la demanda de estos profesionales. Algunos proyectos tratan de ayudar a que los trabajadores que pierdan su puesto por la llegada de máquinas y la automatización de tareas puedan reciclarse en labores de gestión a pesar de la falta de cualificación.

Gestores de flotas de robots: los jefes de personal del futuro
DAVID SÁNCHEZ

En esta última década y de una forma sorprendentemente natural, los robots han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana. Electrodomésticos de limpieza como los aspiradores inteligentes o los coches autónomos se están convirtiendo cada vez en mayor medida en herramientas de uso diario a las que el ciudadano de a pie se ha ido adaptando.

En el ámbito laboral, la mayor capacidad cognitiva de los dispositivos de inteligencia artificial está automatizando tareas que hace unos años sólo cabría imaginar que realizaran máquinas en películas de ciencia ficción. Sus funciones ya no se limitan a labores industriales y se están implantando en otros muchos espacios laborales. De ahí que cada día cobren más importancia los profesionales con los conocimientos necesarios para diseñarlos, programarlos, realizar las labores necesarias de mantenimiento y entrenarlos para llevar a cabo tareas no ya tan lineales. Se trata de los conocidos como gestores de flotas.

“Su función principal es la planificación y seguimiento de las actividades automatizadas que realizan los robots”, explica Sergio de los Santos, director de Laboratorio e Innovación de Telefónica Tech. “Estos gestores de flotas se encargan de controlar diferentes tipos de robots: vehículos guiados, máquinas móviles autónomas, drones, robots colaborativos y vehículos autónomos de gran tonelaje como los que se usan en la minería”.

CUALIFICACIÓN

En cuanto a la formación, no hay perfil específico que se dedique a esta tarea. Pero, como comenta Senén Barros, director del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Inteligentes en la Universidad de Santiago de Compostela y catedrático en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, los conocimientos de robótica y programación, al menos por el momento, son indispensables para asumir esta responsabilidad. “Ahora el despliegue de robots es mayor y cada vez más basado en la inteligencia artificial, por lo que esos gestores requieren de una cualificación específica e intensiva”.

Universidades como la de Santiago de Compostela o la Rey Juan Carlos son algunas de las pocas que ofrecen carreras como Ingeniería robótica, pero la previsión es que poco a poco cada vez sean más los centros que cuenten con titulaciones similares, ya que la demanda de este tipo de perfiles va en aumento. Como explica Barro, aunque la tecnología no sea por el momento tan asequible, “también las pymes, del sector que sean, van a estar cada vez más automatizadas”.

La capacidad de estos equipos autómatas ha traspasado los límites de la imaginación humana en muchos casos. Ahora, por ejemplo, los bufetes de abogados utilizan robots para la gestión de documentos y la comparativa de sentencias.

LA PARADOJA DEL EMPLEO

Pero este salto evolutivo en la robótica genera, a su vez, lo que el economista británico Keynes denominó en 1930 como “desempleo tecnológico masivo”. “Hasta ahora, el proceso de automatización de tareas era muy lento y la gente que perdía su puesto de trabajo podía acceder fácilmente a otro con formación complementaria. Eso ya no es así”, explica Barro.

A priori, las cifras sobre el futuro del trabajo son positivas, como demuestra el informe publicado por Bank of America en mayo de este año. Según este documento, el Foro Económico Mundial estima que la automatización creará 12 millones de puestos de trabajo netos, ya que los robots eliminarán 85 millones de empleos, pero generarán 97 millones nuevos. Aunque no se trata únicamente de una cuestión cuantitativa.

“¿Podrán asumir las personas que se vean desplazadas de su puesto por los robots estos trabajos de gestión? Por el momento, no tienen las herramientas ni los conocimientos suficientes”, reflexiona el catedrático.

Proyectos como LogiBlock, desarrollado por la Universidad Politécnica de Valencia, pueden evitar que mucha de esta gente que pierde su trabajo a causa de la automatización de tareas quede totalmente desamparada. Esta herramienta digital de gestión de flotas, aplicada por el momento a tareas logísticas, traduce las instrucciones de alto nivel que un humano quiere delegar en un equipo de robots a comandos con mucha más granularidad para que las máquinas puedan entenderlas.

A su vez, LogiBlock cuenta con pantallas y paneles que monitorizan la tarea y permiten al usuario controlar en todo momento la labor de las máquinas para ver si se sigue de manera correcta el plan trazado. “En caso de fallo o bloqueo que no se pueda resolver automáticamente, la herramienta avisa al gestor y le permite replanificar la tarea de forma sencilla”, señala Francisco Fraile, uno de los investigadores de la Politécnica de Valencia.

En la creación de LogiBlock, que sigue en una fase experimental puesto que se lanzó en julio de este año, han colaborado centros tecnológicos adscritos a universidades de la Comunidad Valenciana, fabricantes de robots y consultores tecnológicos de la región. Su objetivo principal es claro: hacer que la gestión de flotas también pueda ser una realidad en pymes que no cuentan con tantos medios.

RECICLAJE PROFESIONAL

Para ello, reducen al máximo el gasto en el equipo, con robots eficientes de consumo limitado de energía, preparados para ser más productivos en periodos largos de tiempo y que permiten un retorno más rápido de las inversiones, y también buscan que el manejo de la LogiBlock sea lo más sencillo posible. De esta forma, no sólo los expertos en robótica pueden gestionar de forma eficaz una flota, sino que, además, otros profesionales no tan cualificados pueden reciclarse realizando esta labor. “El sistema para enviar instrucciones es muy intuitivo, lo que permite que la empresa también pueda reducir costes al contratar a personal”, explica Fraile.

Herramientas como LogiBlock facilitan la vida de los gestores de flotas, permitiéndoles, como indica Santos, “dedicar su actividad a nuevas planificaciones y a la resolución de situaciones complejas que no se basan en la interpretación de datos masivos”. Pero la labor humana sigue siendo indispensable para llevar de la manera correcta un equipo de robots. “La idea es que la persona al cargo trabaje con la flota de robots a través de una interfaz de la forma más similar posible a la que lo haría con un equipo humano”, comenta Fraile.

Queda claro que el avance de la tecnología llega hasta límites insospechados, permitiendo que los robots realicen parte de las tareas que sus creadores hicieron al programarlos. El reto para máquinas y personas en el futuro será aprender a compartir espacio de trabajo. “No habrá un robot periodista ni un robot profesor. Pero muchas de las tareas que se realizan en todas las profesiones tienen un grado potencial de automatización”, concluye Barro.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link