Insights Solutions SAS

Uniformes que aportan al medioambiente: matemáticas sostenibles | Contenido Patrocinado

Tag: sostenibles

Uniformes que aportan al medioambiente: matemáticas sostenibles | Contenido Patrocinado

Tag: sostenibles

62e4474012142.jpeg
Tecnologia

Uniformes que aportan al medioambiente: matemáticas sostenibles | Contenido Patrocinado


En su constante esfuerzo por seguir desarrollando acciones sosteni¬bles, organizaciones de toda índole se encuentran con la exigente tarea de encontrar soluciones que evidencien su compromiso con el planeta. Los unifor¬mes, que durante décadas han servido para potenciar la imagen de las organiza¬ciones y promover el bienestar dentro de sus colaboradores, nos brindan también un camino para seguir demostrando el cuidado que las empresas e instituciones tienen hacia el medioambiente.

Gracias a la inclusión de textiles fabrica¬dos con hilos de poliéster reciclado de Lafayette en los uniformes y dotaciones, se aborda uno de los principales retos ambientales de hoy: la disposición de botellas plásticas PET. En el mundo se vende un millón de botellas por minuto y según la ONU (Organización de las Na¬ciones Unidas), solo alrededor del 9% de los desechos plásticos generados, se ha reciclado.
Derivado de su carácter innovador y luego de más de una década de inves¬tigación, en Lafayette se han desa¬rrollado telas fabricadas con hilos de poliéster reciclado provenientes de botellas PET, las cuales pueden hacer parte desde el uniforme escolar de un niño, hasta la dotación de un profesio¬nal de la salud.

El proceso parte de la recolección y limpieza de las botellas PET que son transformadas en chip de poliéster re¬ciclado, materia prima que Lafayette convierte en hilos que posteriormen¬te se tejen y finalizan para así tener un textil, que además de provenir de la utilización de materia prima de origen reciclado, son 100% funcionales para un uso tan exigente como lo es el de los uniformes y dotaciones de empresas, hospitales, colegios, hoteles, casinos y Fuerzas Armadas.

Este desarrollo tecnológico no permite evidenciar fácilmente la diferencia de una tela hecha con material reutilizado versus otra tela que no lo fue, por esta razón, los hilos que Lafayette fabrica con poliéster reciclado cuentan con las certificaciones GRS y RCS.

Hilos Fabricados por Lafayette

Hilos Fabricados por Lafayette

El sello GRS (Global Recycled Standard) garantiza que los hilos son elaborados con poliéster 100% reciclado, prove¬nientes de la reutilización de botellas PET, certificando esta materia prima, su trazabilidad y producción con prácticas sociales, ambientales y química limpia de alto estándar. Por otro lado, el sello RCS (Recycled Claim Standard), certifi¬ca que las telas de Lafayette elaboradas con chip de poliéster reciclado se pro¬ducen bajo un sistema de verificación y custodia, que va desde la recepción de la materia prima hasta la entrega al cliente final.

Adicionalmente, estos textiles cuentan con el sello OEKO-TEX STD 100, certifi¬cación que garantiza que las telas son seguras para el usuario una vez esta en¬tra en contacto con la piel, cumpliendo además altos estándares de química limpia en su producción.

Estándares de química limpia en producción de Lafayette

Estándares de química limpia en producción de Lafayette

La inclusión de estos textiles en los uni¬formes promueve e incentiva el reciclaje de botellas PET a través de una mate¬mática simple, por ejemplo: la camisa utilizada por la fuerza de ventas de una empresa equivale en promedio a 9 bote¬llas PET de 600 ml, si la dotación de este equipo comercial demanda 2.000 cami¬sas al año, la inclusión de estos textiles representaría la reutilización de 18.000 de estas botellas. Si se piensa que hoy es posible utilizar estas telas para diferentes prendas de dotación como chaquetas, pantalones y hasta chalecos antibalas, ¿se imaginan cuántas botellas se pueden transformar si todos los uni-formes se hicieran con ellas?

El uso de estos textiles certificados de Lafayette Uni For Me, concede la plena tranquilidad a empresas y diferentes instituciones públicas y educativas de que, al incluirlas en su dotación, están efectivamente inmersos en el ciclo virtuoso de la reutilización de botellas PET, convirtiéndolas en uniformes que ayudan a potenciar la excelencia en las empresas y a aportar al cuidado del medioambiente, estableciendo de forma sencilla y trasparente el aporte de esta actividad a la sostenibilidad del planeta.

Reciba gratis una asesoría para incluir en sus uniformes textiles sostenibles de Lafayette Uni For Me, ingresando a https://contenidos.uniformelafayette.com/sostenibilidad-portafolio

¡Súmese al cambio!



Source link

1660376663_16273828978880.jpg
Innovación

Compras sostenibles, la estrategia empresarial que ya es un deber


Actualizado

El compromiso de las empresas con la sostenibilidad implica también a la gestión de compras y a los proveedores. Aquanima, sociedad del Grupo Santander encargada de este cometido, ha compartido sus iniciativas en la cadena de suministros con representantes de compañías líderes.

Expertos de diferentes empresas reunidos en la Ciudad Financiera del Santander.
Expertos de diferentes empresas reunidos en la Ciudad Financiera del Santander.

Cuando los criterios ESG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo) entran por la puerta de una empresa ningún proceso debe salir por la ventana. Desde que la UE aprobó los requisitos para que las actividades económicas e inversiones se considerasen sostenibles, las organizaciones gubernamentales no son las únicas que deben ser transparentes en sus procesos.

Como la mujer del César, que no sólo debe ser honesta sino parecerlo, el efecto que la actividad de las empresas provoca en el medio ambiente y en la sociedad, así como el modo en que se gobiernan internamente, son ya factores insoslayables que revierten en su crecimiento. “El reto es grande. Estamos en un momento de cambio sin precedentes que requiere que las empresas incorporen criterios socioambientales y de buen gobierno en la toma de decisiones diarias”, expone Lara de Mesa, directora global de Banca Responsable del Grupo Santander.

A priori, la gestión de procesos internos se refleja cada vez más en la imagen que una compañía ofrece al exterior y determina gran parte de su éxito o su fracaso. La inmersión en la sostenibilidad pasa inevitablemente por su cadena de suministro, pues el área de compras desempeña una función estratégica que gira en torno a la consecución de eficiencias en costes y también en el incremento del impacto positivo que esto supone para la sociedad.

La estrategia de compras responsables es un deber de todas las compañías, tal y como explica Jorge de la Vega, responsable global de Aquanima Grupo Santander, la sociedad encargada de la gestión de compras del grupo. Con su experiencia y conocimientos al servicio de otras empresas, Aquanima es ejemplo de que el compromiso con un futuro sostenible por parte de todos los eslabones de la cadena de aprovisionamiento ya no es una opción. “Estamos comprometidos con apoyar el crecimiento inclusivo y sostenible en todo el mundo para que las empresas creen empleo, faciliten la inclusión financiera y combatan el cambio climático”, remarca De la Vega.

Un selecto grupo de expertos de compañías líderes, entre las que se cuentan Boston Consulting Group, Gestamp, Iberdrola, LKS Next, SGS, se han reunido en la Ciudad Financiera del Santander para poner en valor la importancia de la sostenibilidad en los procesos de compras. “Hoy en día los criterios extra financieros pesan igual que los financieros“, aseguró Lola Solana, responsable de fondos Small Caps & ESG Equity Funds de Santander.

“Los objetivos ESG suponen una gran oportunidad para todo el tejido empresarial”, destacan desde Aquanima. Para alcanzarlos, Solana señaló: “Estamos incorporando factores de gestión socioambiental y de buen gobierno en la evaluación, certificación y selección de nuestros proveedores”. Con esta nueva forma de evaluar, afirmó, “no solo ganan las compañías, sobre todo gana el medio ambiente”.

En opinión de De la Vega “los sectores industriales están muy centrados en la sostenibilidad, mientras que en el sector servicios están más enfocados en el bienestar de los empleados”. Pero lo importante, dijo, es que, independientemente del sector o la latitud en la que se ubique el negocio, se avance para que “confluyan en un ecosistema de empresas responsables, sostenibles y que impacten positivamente en la comunidad donde están radicadas”.

El tamaño de las corporaciones tampoco importa, siempre que compradores y proveedores estén en el centro de la estrategia empresarial. El reto pasa por crear valor estratégico, a lo largo de toda la cadena de aprovisionamiento, desarrollando un sistema de gestión de proveedores que se adapte al tipo de negocio y necesidades de cada empresa.

¿Cómo lograrlo?

En la ecuación perfecta confluyen las hojas de ruta de proveedores y compradores. “Las empresas proveedoras tienen que centrarse en mejorar sus procesos productivos, haciéndolos eficientes y sostenibles, y desarrollando a la vez soluciones innovadoras alineadas con los principios ESG”, explica De la Vega. De este modo, formarán parte de la excelencia ESG y no se quedarán fuera de las contrataciones.

Según el responsable de Aquanima, “las empresas compradoras deben exigir unos mínimos y acompañar a sus proveedores en esta transformación, dotándoles de soporte y asesoramiento”. Se trata de ser marcas reputadas donde el beneficio no sea a cualquier precio.

La citada innovación, añade De la Vega, pasa también por “elegir a los mejores partners y codesarrollar esas soluciones que traen beneficios a ambas partes”. De hecho, Aquanima, como experta en el proceso de compras responsables que ayuda a otras empresas a implementar sus estrategias y políticas de proveedores, colabora con partners. A través de la digitalización, llega a una mayor red de proveedores y, además, dota de recursos a los analistas de compras para que puedan incluir valores ESG en todas las fases de su actividad.

Internamente, “el Grupo Santander ha mejorado en el ámbito de la gestión de compras, porque ha trasladado su compromiso a su cadena de suministro con diferentes iniciativas y requerimientos”. desvela De la Vega. Entre ellos se encuentran un proceso de homologación de proveedores que incluye acompañamiento en el caso de que detecten áreas de mejora, negociación de la compra de créditos para la compensación de la huella de carbono o negociaciones globales con impacto medioambiental.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link